Las Provincias

València, 13 oct (EFE).- Un informe realizado por la Oficina en Valencia del sindicato Acaip revela que, pese a la disminución de la población reclusa, las prisiones de la Comunitat Valenciana siguen por encima de su capacidad, con un 58 % más de internos.

Según Acaip, las obras en cuatro centros penitenciarios han reducido la capacidad operativa del conjunto de prisiones en algo más de un 7 %, equivalente a 325 plazas, pues cuando se cierra un módulo por obras a los internos afectados se les ubica en otros departamentos, que resultan así sobrecargados.

Este porcentaje llega a ser del 75 % en el centro penitenciario de Picassent (Valencia) y del 65 % en el de Fontcalent (Alicante), lo que convierte a estos centros en dos de los más sobreocupados del sistema penitenciario español, según Acaip.

El informe, elaborado con datos cerrados el 1 de junio de 2017, refleja también que se ha producido un cambio de tendencia y se ha incrementado el porcentaje de internos e internas reincidentes, que suelen ser más conflictivos y protagonizan incidentes con más frecuencia.

El porcentaje de internos reincidentes en el centro de Alicante II (Villena) es más de un 5 % superior a la media nacional, hecho que el informe "espera que se trate de algo puntual, ya que de lo contrario significará, sin duda, un incremento de la conflictividad de los centros penitenciarios de la Comunitat".

Asimismo, se ha incrementado en los últimos años de forma gradual el número de internos que están condenados a penas de prisión de duración igual o superior a los 15 años, que ya representan casi el 10 % del total.

El informe también señala que, después de 4 años en los que se ha reducido el número de internos en prisión preventiva a la espera de juicio, este año se ha invertido la tendencia y se ha incrementado en un 8 %.

Según Acaip, también resulta preocupante el aumento de internos a los que se les aplican medidas de seguridad, la mayoría de ellos con patologías psiquiátricas.

Las prisiones de la Comunitat acogen a más de la cuarta parte de las internas clasificadas en Primer Grado en toda España, es decir, las más peligrosas del sistema penitenciario, ha explicado Acaip.

El centro de Picassent alberga tres de cada cuatro internas de este tipo en la Comunidad, lo que supone más del 18 % del total español.

El informe señala igualmente que las condiciones de seguridad en los módulos de Picassent, donde están ubicados estos internos e internas, no son las más adecuadas si se comparan con los centros de construcción más moderna.