Las Provincias

València, 13 oct (EFE).- El pleno del Consell ha aprobado hoy el anteproyecto de ley de mecenazgo cultural, científico y deportivo no profesional para incentivar la inversión social y empresarial en estas áreas, con desgravaciones que aumentan del 15 % al 25 % del tramo autonómico del IRPF.

Así lo ha avanzado el conseller de Educación, Vicent Marzà, en la rueda de prensa posterior al pleno, en la que ha destacado que con esta nueva norma la Comunitat Valenciana se sitúa a la cabeza de las regiones que favorecen el mecenazgo, con desgravaciones del 25 %.

Marzà ha destacado que no existirá límite a la cantidad que se pueda desgravar, pues el objetivo del Consell es lograr que se pueda destinar a estos proyectos el máximo posible pues cree que en la Comunitat hay "mucho potencial", y confían en superar con creces los 132.000 euros invertidos en 2015.

La norma, en cuya elaboración han participado más de 75 entidades profesiones y expertos, incluye como novedades, además del incremento de la desgravación, la creación de un Consejo Asesor de Mecenazgo y de una declaración de interés social, a partir de la cual se establecerán los proyectos que pueden acogerse a estas desgravaciones.

Marzà ha explicado que tendrán consideración de interés social "de forma automática" todos los proyectos promovidos desde las Administraciones Públicas, universidades o centros de investigación públicos, mientras que el resto de entidades deberá solicitar esta declaración al Consejo Asesor de Mecenazgo.

Este estará compuesto por representantes y expertos de las diferentes consellerias con competencias en las materias que regula la ley y por expertos de Consell Valencià de Cultura y del mecenazgo.

De esta manera se garantiza, según Marzà, que el dinero que se desgrava y que, por tanto, deja de ingresar la Generalitat va a un proyecto de la máxima calidad e impacto, y supone también una garantía para las empresas, entidades o personas que deciden invertir su dinero en estas proyectos.

Para el Ejecutivo valenciano, el mecenazgo científico "debe merecer una atención especial, ya que tanto en España como en la Comunitat Valenciana no se da una tradición de mecenazgo científico como en países anglosajones, que en tiempos de crisis económica ha permitido que pudieran mantener su liderazgo científico".

El mecenazgo cultural en la Comunitat estaba regulado por una ley de la Generalitat de diciembre de 2014, pero "dado el escaso impacto de la misma" se ha elaborado esta nueva ley, que debe pasar ahora los controles del Consell Valencià de Cultura o el Consell Jurídic Consultiu, entre otras entidades.

La futura ley define el concepto de mecenazgo cultural, científico y deportivo no profesional como toda contribución privada aportada de forma altruista para la realización de proyectos o actividades culturales, científicos o deportivos no profesionales que hayan sido declarados o que tengan la consideración de interés social.

Del mismo modo, se concreta el micromecenazgo cultural, científico y deportivo no profesional como financiación de un proyecto o actividad cultural, científico o deportivo no profesional que haya sido declarado o que tenga la consideración de interés social, mediante muchas aportaciones individuales realizadas con carácter altruista.

Además, se consideran personas y entidades beneficiarias las entidades sin ánimo de lucro, domiciliadas fiscalmente en la Comunitat Valenciana, cuyo objeto social sea de carácter cultural, científico y deportivo no profesional.

El mecenazgo previsto en esta ley se podrá realizar a través de donaciones puras y simples de dinero, bienes y derechos o préstamos de uso o comodato.

Se establecen tres grandes áreas de deducciones por mecenazgo: por acciones en recuperación del patrimonio cultural valenciano, en fomento del valenciano y en otros fines culturales, científicos y deportivos no profesionales.

En los dos primeros casos, los proyectos de mecenazgo tendrán una desgravación directa del 25 % para cualquier proyecto, y en el tercero, los proyectos deberán contar con la declaración de interés social otorgada por el Consejo Asesor de Mecenazgo.