Las Provincias

València, 13 oct (EFE).- El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha afirmado hoy que el departamento que dirige "no tiene nada que ver" con las agendas escolares que denuncia el PP, y ha destacado que éstas llevan el logotipo "de la anterior Conselleria -del PP-, no de la actual".

Marzà ha respondido así, tras el pleno del Consell, al PP, que ha pedido al president de la Generalitat, Ximo Puig, que retire de las competencias de Compromís la Conselleria de Educación y abra una investigación sobre "adoctrinamiento nacionalista" por la difusión de una agenda escolar con el mapa de los "països catalans".

Tras considerar que no es ninguna novedad que el PP pida que Compromís no siga al frente de Educación, pues es algo que ha pedido desde "el minuto dos" sin esperar a que hicieran ninguna política, ha afirmado que la agenda "no ha sido validada por la Conselleria" por lo que no tienen nada que decir al respecto.

Sobre las acusaciones de adoctrinamiento que hacen los populares, el conseller cree que éstos "se desacreditan por sí mismos", y ha destacado que todos los currículos de los centros "emanan de la ley estatal y son los mismos que había cuando gobernaba el PP".

"Siguen las mismas normativas y la inspección hace la misma labor", ha insistido Marzà, quien reprocha las acusaciones de adoctrinamiento a una Conselleria donde "la inmensa mayoría somos profesores y sabemos lo que implica y lo que debe ser educar a personas críticas y sin dogmatismos".

Para Marzà, más allá de "intentar inflamar una polémica", tras esas palabras del PP hay "un profundo desconocimiento de lo pasa en las aulas", donde "los profesores lo que quieren es que los niños aprendan, sean críticos, sean felices y acompañarlos en el día a día".

"Los que hemos estado en el aula y seguiremos cuando acabemos estas tareas, estamos contentos y orgullosos de nuestro profesorado y de cómo trabaja y cómo ayuda a que nuestros niños tengan un día a día mejor", ha afirmado el conseller.