Las Provincias

Elche , 13 oct .- El Elche se encuentra preparado para continuar con su racha de imbatibilidad en su vista al Llagostera donde disputará un partido que prevé especialmente físico por las reducidas dimensiones del campo y las características del conjunto catalán.

El equipo de Vicente Mir ha preparado esta semana a conciencia el encuentro con la reducción de las dimensiones del campo de entrenamiento para adaptarse a lo que le espera en Llagostera, donde espera un partido vistoso en el que solo le importa el resultado.

La visita al penúltimo clasificado debería ser accesible para el Elche, segundo en la tabla, ya que el conjunto catalán aún no sabe lo que es ganar como local, pero el terreno de juego y la necesidad de puntos convierten al rival en un enemigo doblemente peligroso, según ha apuntado Mir.

El Elche sufrirá dos bajas importantes por sanción, ya que no contar para este partido con el centrocampista Manolo Sánchez, expulsado ante el Ontinyent, ni con el central Gonzalo Verdú, quien vio la pasada jornada la quinta amarilla de la temporada.

Además, también se pierden el partido por lesión los laterales Tekio y Corozo, con problemas musculares, e Iván Sánchez, con un esguince en la rodilla.

El técnico recupera a Collantes y al meta Guille Vallejo, quienes han superado sus problemas físicos, y a Sory Kaba, quien se perdió la pasada jornada al estar convocado con la selección de Guinea. Rubén y Samba, del filial, completan la citación.

Como suele suceder en los partidos en campos sintéticos, Mir apostará por un equipo más físico para superar a su rival, por lo que jugadores más ligeros como Javi Flores o Nino dejarán su puesto en el equipo a Lolo Plá o Sory Kaba.

La posible alineación del Elche será la formada por José Juan; Calero, Golobart, Albacar, Jiménez; Collantes, Provencio, Diego Benito, Lolo Plá; Benja y Sory Kaba.