Las Provincias

Alicante, 13 oct (EFE).- Un comercial de una empresa vinícola de Elda (Alicante) ha sido detenido acusado de haber estafado unos 30.000 euros a cuarenta establecimientos de hostelería de la comarca del Medio Vinalopó a los que proveía de mercancía por cobrarles facturas falsificadas y quedarse luego con el dinero abonado.

El sospechoso, al que se le imputan un presunto delito de estafa continuada y otro de falsificación de documento privado, se encuentra en libertad provisional con cargos tras pasar a disposición judicial, según un comunicado de la Guardia Civil.

El total de lo estafado hasta el momento asciende a 30.000 euros, aunque no se descarta la aparición de más perjudicados, señala la nota prensa.

Agentes del instituto armado de Novelda (Alicante) iniciaron el pasado mes de septiembre la investigación después de que una serie de establecimientos denunciaran haber sido estafados.

Las pesquisas determinaron que el ahora arrestado, un vecino del municipio alicantino de Aspe, de 53 años, habría cobrado facturas "perfectamente falsificadas a los distintos establecimientos a los que proveía de mercancía, creyendo éstos que se les entregaba factura original de pago".

Más tarde, el presunto autor de esas estafas se quedaba supuestamente con el dinero abonado, sin llegar a entregarlo nunca a la mercantil para la que trabajaba.

Según el instituto armado, el sospechoso habría realizado "estas operaciones fraudulentas durante los últimos meses de 2016 y lo que va de 2017", de "manera muy frecuente, aunque en pequeñas cantidades", para evitar ser detectadas por las empresas perjudicadas.