Las Provincias

Girona, 13 oct (EFE).- El centrocampista del Girona Aleix García, que se enfrentará este domingo al equipo en el que creció como futbolista, el Villarreal, ha afirmado que será un partido "especial" para él y para su familia.

"Lo afrontaré como su fuera uno más, porque nos hacen falta los tres puntos", ha apuntado el jugador de Ulldecona, que jugo tres años en el equipo de su municipio.

Aleix recaló en el Villarreal en 2005 y se fue en 2015, cuando firmó por el Manchester City de la Premier League inglesa. "Me costó marcharme porque fueron diez años, pero no me arrepiento de aquella decisión", ha destacado el centrocampista, que esta temporada ha llegado al Girona cedido por el conjunto inglés.

En cuanto al "importante" partido del domingo, Aleix ha reivindicado las opciones del Girona frente al que considera que es "un gran equipo".

El centrocampista ha admitido que está satisfecho por su situación en el equipo: "Después de dos titularidades ya me siento más importante".

Aleix también se ha referido al regreso de Àlex Granell, que ya está recuperado de su lesión muscular y que este domingo podría quitarle el puesto en el once: "Estoy entrenando para hacerlo lo mejor posible, pero el entrenador es el que tiene que decidir. Espero que me toque a mí, para poder seguir demostrando que puedo ser titular en este equipo".