Las Provincias

València, 12 oct (EFE).- El concejal del grupo municipal popular de València Alfonso Novo ha asegurado que el programa de ayudas del tripartito que gobierna la ciudad para la rehabilitación del patrimonio rural protegido "ha resultado un rotundo fracaso".

Según ha explicado en un comunicado, las subvenciones máximas que se podían conceder no superaban los 5.000 euros, una cantidad, a su juicio, "a todas luces insignificante para acometer una actuación en estos inmuebles".

El montante total para estas ayudas era de 100.000 euros, a los que hubieran podido acceder, a razón de un máximo de 5.000 euros por ayuda concedida, un máximo de 20 solicitantes, ha recordado Novo.

Pero una vez finalizado el plazo de solicitud de ayudas, "sólo se han presentado dos: la Comunidad de Pescadores de el Palmar para la rehabilitación de la Caseta de Pescadores i Embarcadero en La Sequiota, y otra para la rehabilitación de la Barraca de Blaio Navarro, sita en la zona de Font d'en Corts", ha explicado.

"Como mucho, las cacareadas ayudas a la rehabilitación del patrimonio rural protegido se van a quedar en unos pírricos 10.000 euros", ha apostillado Novo.

Ante esta posibilidad alta de fracaso, ha recordado que su grupo ya manifestó sus críticas respecto a la "exigua cantidad de 100.000 euros para atender intervenciones de esta índole que requieren una inversión importante en el proyecto, lentas autorizaciones por parte de las administraciones competentes y un coste alto y especializado en la intervención".

Novo ha incidido en que "Ribó y sus concejales gobiernan de cara la galería, a golpe de anuncios vacíos de contenido, buscando siempre más el impacto mediático que la eficiencia en la gestión".

"Por eso, ya dijimos que estaríamos atentos a la tramitación de estas solicitudes, porque nos parecían cantos de sirenas parecidos a los que también prometía el tripartito en el Cabanyal-Canyamelar, y desgraciadamente se confirman todos nuestros temores", ha remarcado.

El concejal popular ha anunciado que en la próxima comisión de Desarrollo Urbano, su grupo preguntará si las dos solicitudes de ayudas reúnen los requisitos establecidos por las bases para que se les conceda la subvención solicitada, así como cuál va a ser la cantidad que se va conceder a cada una de las peticiones.

"El colmo de la nefasta gestión sería que ni siquiera las dos peticiones de subvención no cumplieran con los requisitos exigidos en la bases", ha subrayado.

Novo ha indicado que "dentro de la política de anuncios públicos sin contenido y en muchas ocasiones falsos, como es el caso que nos ocupa, se enmarca el mensaje inicial que hizo el tripartito de que las ayudas para la rehabilitación del patrimonio rural podrían alcanzar los 20.000 euros por solicitantes, cuando la realidad es que las han recortado hasta 5.000 y han provocado su fracaso por el ridículo interés mostrado por los propietarios".

"Parece impensable que se pueda rehabilitar algún patrimonio rural con estas insignificantes ayudas y, completamente lógico que a los propietarios no les interese la limosna de Ribó", ha agregado.

A su juicio, los "engaños" a los que el tripartito "tristemente han acostumbrado a los ciudadanos, siguen siempre la misma hoja de ruta".

En concreto, ha detallado, "crean grandes expectativas; seguidamente, pasa un tiempo razonable en el que no se suele tocar el tema; y por último, aprueban unas bases que en nada se corresponden con todo aquello que meses atrás se había anunciado, para finalizar en el fracaso de la gestión del tripartito y la frustración de los valencianos porque nada de lo que les prometieron va a resolver sus problemas".