Las Provincias

València, 17 sep (EFE).- El grupo socialistas en Les Corts Valencianes ha reclamado la revisión de los protocolos de desembalse por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ante la llegada del final del año hidrológico, con el fin de que el agua desembalsada no se pierda.

El diputado socialista David Cerdán ha explicado que al final del año hidrológico se activan las medidas necesarias ante las fuertes lluvias que suelen afectar a esta Comunitat, con el objetivo de evitar situaciones de riesgo, la formación de riadas y la rotura de determinadas infraestructuras.

Por ello, ha pedido que se analice el nivel de agua de cada embalse, para evitar desaguar aquellos con niveles muy bajos, y especialmente que se desarrollen las medidas oportunas para que el agua desembalsada no siempre se vierta al mar, sino que a través de las infraestructuras pertinentes pueda destinarse al abastecimiento de zonas más afectadas por la sequía.

"Los protocolos establecen de una manera lineal la salida de agua hacia los cauces naturales, hasta el mar, sin que se tenga en cuenta cuál es la situación real de cada embalse", ha señalado Cerdán.

A su juicio, "es muy difícil de entender que ante episodios como los actuales de dura sequía en toda España, y muy especialmente en la provincia de Alicante, se produzca el desembalse de todos los pantanos".

Como ejemplo, ha citado la situación del embalse de Amadorio, en la Vila Joiosa, que se encuentra al 62 % de su capacidad, con una reserva de 9'3 hectómetros cúbicos a finales de agosto.

"No se trata de que no se desembalse el agua ante un periodo otoñal que suele ser complicado en la Comunitat por las fuertes lluvias, sino de que la Confederación Hidrográfica del Júcar analice uno a uno la situación de los embalses y que pongan en marcha medidas", ha explicado.

El objetivo, ha añadido, es que el agua no siempre se vierta al mar, sino que pueda destinarse a uso y abastecimiento de zonas "especialmente afectadas por la sequía.

Cerdán ha exigido el cumplimiento de la medida del Plan de Cuenca por el que se establece la "gran reparación de la conducción Fenollar-Amadorio, incluyendo la reversibilidad de la conducción para abastecimiento de Alicante, Elche y su área metropolitana".

Con esta medida, todavía sin desarrollar por la CHJ, "hubiésemos podido optimizar la capacidad de almacenamiento de nuestros embalses y mejorar el aprovechamiento de los recursos, permitiendo el desvío de agua desde la Marina Baixa hacia las ciudades de Alicante y Elche", ha asegurado.

"Apostamos por un cambio de planteamiento y la ejecución de determinadas medidas que no se han desarrollado y que podrían evitar situaciones contradictorias como las que nos encontramos en la actualidad", ha indicado Cerdán.

Ha recordado que en las últimas semanas la escasez de reservas hídricas ha "encendido las alarmas" en muchos embalses, y ha concluido que pueden estar "preocupados por la falta de agua y, al mismo tiempo, no intentar aprovechar" la que hay.