Las Provincias

València, 16 sep (EFE).- La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha denunciado hoy que el 43,8 % del presupuesto que su departamento destina al pago de las ayudas a la dependencia son para hacer frente a la deuda que el anterior Consell dejó con las personas dependientes, a las que pagaba "tarde y mal".

Oltra ha indicado que, desde junio de 2015, la Conselleria ha abonado 469 millones de euros en concepto de prestaciones económicas mensuales por dependencia, de los que 205'9 millones se han destinado a pagos por atrasos, retroactividad y abono a herederos.

Para la vicepresidenta, esta situación "caótica" es resultado de la "nefasta gestión y la falta de inversión del anterior Ejecutivo, que lastró las posibilidades reales de atención" del sistema de la dependencia.

Ha defendido que, ante esta situación heredada, el Consell del Botànic ha trabajado estos dos años para "poner orden" en la dependencia y las personas beneficiarias cobran mensualmente la ayuda, cuando antes tardaban entre dos y tres meses en percibir una subvención que es un derecho reconocido en la ley que el anterior Consell tuvo "paralizada".

Desde enero de 2016, la Conselleria de Igualdad abona mensualmente las nóminas por prestaciones económicas a las personas en situación de dependencia con derecho reconocido entre los días 1 y 5 de cada mes, según un comunicado de este departamento.

Si se trata de la primera nómina, en ella se incluyen los atrasos correspondientes, lo que en algunos casos tiene un coste elevado, pues que habían expedientes pendientes de tramitar con fecha de 2007 y 2008.

La vicepresidenta ha explicado que al pago de estos atrasos se han tenido que destinar 156 millones en estos dos años, que se suman a los 49 millones por retroactividad y pago a herederos.

Oltra ha recordado que el actual Consell acordó asumir en un pago único los retrasos que habían sufrido 5.914 personas, que en algunos casos hubieran tenido que esperar hasta 2019 para cobrar la ayuda que se les debía por prestación de Cuidador No Profesional (CNP) y por prestaciones vinculadas al servicio residencial.

"El hecho de pagar toda la retroactividad que el antiguo gobierno debía a estas personas y que en muchos casos no iban a terminar de cobrar hasta 2019, es un claro ejemplo de lo que significa rescatar personas, que no debe ser otra cosa que cumplir con sus derechos", ha manifestado.

Así, desde junio y hasta diciembre de 2015 las nóminas por dependencia ascendieron a 77,4 millones, de los que 32 millones (un 41,55 %) se destinaron a atrasos. En 2016 los pagos fueron de 243,6 millones de euros, 127 millones (52,16 %) también para deudas contraídas y retrasos.

Desde enero hasta agosto de 2017, el importe de las nóminas mensuales ha sido de 148,3 millones, 46,6 millones (31,43 %) en concepto de atrasos.

Oltra ha reivindicado que en los dos primeros años de legislatura se han introducido 30.425 nuevos beneficiaros al sistema de atención a la dependencia, lo que supone incorporar de media "más de 40 personas al día".

"Estas políticas para rescatar personas están empezando a dar sus frutos y nos acercan al reto que nos propusimos al inicio de legislatura de resolver 1.200 expedientes al mes para poder acabar con el tapón heredado del antiguo gobierno de 45.000 personas pendientes de entrar en el sistema", ha destacado.

Oltra ha explicado que en 2015 se resolvieron de media 1.087 expedientes al mes con el actual Consell, mientras que en 2016 fueron 1.300 y de enero a julio de este año 1.182.

Estos datos suponen que hay 30.425 nuevos beneficiarios incorporados desde el 1 de julio de 2015 al sistema de atención a la dependencia (6.525 en 2015, 15.620 en 2016 y 8.280 en los siete primeros meses de 2017).