Las Provincias

València, 16 sep (EFE).- Los músicos viven inmersos a diario en un ambiente competitivo y de perfeccionamiento intenso que desemboca en estados de estrés, a los que podrían hacer frente con técnicas de meditación o "mindfulness" que contribuyen a reducir la ansiedad escénica y mejoran la calidad interpretativa.

Con esa finalidad ha sido diseñado el novedoso programa "Mindfulness para músicos", que se impartirá en octubre en València y que está especialmente dirigido a músicos profesionales y en formación como "herramienta" para ayudarles en el día a día tanto a nivel personal como profesional.

La psicóloga del deporte y especialista en artes escénicas Marta García Garay, a cargo del programa, defiende que la meditación es "algo más que poner la mente en blanco y va más allá de cualquier creencia o religión", porque supone conseguir la atención plena en el aquí y ahora "de forma deliberada".

Según cuenta a EFE García Garay, el primero en usar una intervención basada en "mindfulness" en el deporte fue el equipo olímpico de Estados Unidos en 1985, y observó "una mejora del rendimiento y mejoras en variables psicológicas como afrontar la competición, el cansancio y la recuperación deportiva".

Los músicos y los deportistas, apunta la psicóloga, tienen mucho más en común de lo que se podría pensar a priori: "Mientras avanzan las investigaciones de 'mindfulness' en músicos, debemos centrarnos en los conocimientos obtenidos en deportistas y adaptarlos a las artes escénicas", explica.

A su juicio, la meditación mejora el estado de ánimo y la calidad de vida, y sus beneficios tanto a nivel físico como emocional, mental y racional están demostrados científicamente. Entre ellos, destaca la concentración, la focalización de objetivos y la autovaloración y autorregulación en lesiones.

"Los músicos están día a día inmersos en un ambiente competitivo y de perfeccionamiento intenso, y un gran porcentaje de ellos sufre miedo o ansiedad escénica en diferentes niveles cuando toca ante el público", asegura la experta.

A su juicio, esta ansiedad y estrés se debe tanto "a los métodos de enseñanza utilizados como al contexto laboral actual y a una autoexigencia extrema".

Para García Garay, el "mindfulness" puede ser "una buena herramienta" para los músicos tanto en el plano personal como profesional, "ayudándoles día a día".

Tras su experiencia como profesora de "Habilidades psicológicas para estudiantes de música" y dentro de "Impulsarte", su servicio de Psicología aplicada a la Danza, la Música y las Artes Escénicas ha lanzado el programa "Mindfulness para músicos", que se impartirá en el Taller de Música Jove (TMJ) del barrio valenciano de Benimaclet.

El jefe de estudios del centro, Samuel Gómez, confirma a EFE que "uno de los problemas a los que se enfrentan los estudiantes de música es la dificultad para concentrarse y mantener la atención en el estudio diario del instrumento".

Aunque la formación en psicología para músicos es novedosa en España, la iniciativa de esta asignatura está teniendo buena acogida y los alumnos coinciden en comentar que este tipo de formación "debería ser obligatoria", que es "recomendable y útil", o que es "necesaria su inclusión en el currículum de estudios musicales".

El programa empieza en octubre, dirigido a los estudiantes de Escuela de Música y Conservatorio, músicos profesionales y docentes de música, y García Garay confía en que tenga "como mínimo" tanto éxito como la asignatura.