Las Provincias

Alicante, 16 sep (EFE).- La Guardia Civil de Alicante ha desmantelado uno de los puntos de venta más antiguo e importante de estupefacientes en la localidad de Villena, y ha detenido a cinco personas miembros del clan familiar que presuntamente dirigía la organización criminal de tráfico de drogas en el barrio de El Rabal.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los detenidos son dos mujeres y tres hombres, de entre 19 y 53 años y de nacionalidad española, miembros de la misma familia, y se les acusa de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación eléctrica.

Las investigaciones se iniciaron después de que los agentes tuvieran conocimiento de que en varios domicilios de este municipio se había incrementado el menudeo de las ventas de estupefacientes, y observar un aumento de toxicómanos por la zona del barrio de El Rabal.

La Guardia Civil montó un dispositivo de vigilancia y descubrió la red de venta de estupefacientes, que realizaban tres hombres y dos mujeres de la misma familia, han indicado las mismas fuentes.

Tras las investigaciones se efectuó, mediante mandamiento Judicial, la entrada y registro en los domicilios investigados, donde se contó con agentes del Área de Investigación de Villena (Alicante), Servicio Cinológico, y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil (USECIC) de la Comandancia de Alicante.

En los cinco registros domiciliarios se intervinieron gran cantidad de telefonía móvil, televisores último modelo, tabletas, protectores digitales, ordenadores, 47 plantas de marihuana que se encontraron en el interior de uno de los domicilios, 1.500 euros fraccionado en billetes y monedas de diverso valor y gran cantidad de estupefacientes, entre ellos 56.7 gramos de hachís.

Tras varios meses de investigación, la operación finalizó con la desarticulación de uno de los puntos de venta más antiguos del barrio El Rabal de Villena, en pleno centro de la ciudad, y la detención de 5 miembros de la misma familia, tres hombres y dos mujeres, entre ellos el líder.

Tras ser puestos a disposición judicial fue decretada su libertad con cargos, a la espera de juicio, han informado las mismas fuentes.