Las Provincias

València, 16 sep (EFE).- La portavoz de justicia del grupo popular en Les Corts, María José Ferrer San-Segundo, ha acusado hoy al actual Consell de "negligencia" en la prevención y mantenimiento de la Ciudad de la Justicia de Valencia, y de "opacidad informativa y caótica gestión" por el incendio ocurrido hace una semana.

La diputada se ha preguntado "cómo es posible" que tras seis días del suceso "no se haya informado de las causas" o no sepan si el Consell ha efectuado un mantenimiento "adecuado" y si ha tomado todas las necesarias medidas de prevención y garantizado la seguridad para evitar siniestros.

"Hay mucho por explicar en este caso", y la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, "no está a la altura", ha indicado Ferrer-San Segundo en un comunicado.

"¿Cómo se explica que la consellera permitiera, y hasta alentara, la apertura de las instalaciones, poniendo en riesgo la salud de empleados públicos profesionales y usuarios, y que luego el INVASSAT, organismo de la propia Generalitat, haya advertido de que no estaban en condiciones de seguridad?", ha preguntado la diputada.

En su opinión, Bravo "habla pero en realidad no informa" de las causas, ni las razones, los efectos, el detalle de las labores de conservación efectuadas o no, ni en definitiva de qué ha hecho en más de dos años "para prevenir incendios y garantizar la seguridad" en la Ciudad de la Justicia y en todas las sedes judiciales.

La diputada popular ha indicado que la obligación del Consell es informar, y ha afirmado que, cuando ocurre algo, a los Gobiernos del PP se les exige información "en tiempo real, completa y sin errores, pero cuando se trata de la izquierda, las causas se silencian, no se sabe hasta cuándo, en nombre de la socorrida prudencia".

Ha lamentado las "contradicciones" de estos días, como decir que las alarmas no sonaron y luego que sí lo hicieron, o animar a los empleados de la Administración de Justicia a incorporarse, "con precipitación, mientras otras instancias lo desaconsejan, e incluso lo prohíben".

A su juicio, la consellera aplica "sus dos marcas de la casa: una lentitud exasperante y el intento de trasladar las culpas a otros" cada vez que se ve "envuelta en un conflicto o un fallo de gestión, que ya se le acumulan".

En este caso, ha considerado que "desvía los focos al TSJCV a ver si oculta con ello su nefasta gestión", pero ha alertado de que "por mucho que Bravo quiera echar balones fuera, es ella la responsable desde hace más de dos años de las instalaciones judiciales".

Por tanto, ha añadido, "es ella la responsable de la prevención, de la información y de la gestión de la grave situación creada", y el próximo miércoles tendrá de "rendir cuentas" en una comparecencia parlamentaria.

La diputada popular ha insistido en que quieren saber las consecuencias del incendio también en el funcionamiento "normal de los Juzgados, la dilatación de los procesos, la recuperación del tiempo perdido y los múltiples daños de todo tipo, directos e indirectos" que van a suponer para los ciudadanos.

Ferrer-San Segundo ha criticado además el "clamoroso silencio" del president del Consell, Ximo Puig, sobre este asunto en el debate sobre el estado de la Comunitat, pese a que un "servicio esencial" como la justiciaestá "paralizado en Valencia y su edificio de referencia, la Ciudad de la Justicia, cerrado".

En su opinión, eso supone "un abandono y menosprecio a la Justicia" y a sus empleados, a profesionales como abogados y procuradores que realizan allí su trabajo y a los "casi 10.000 usuarios que cada día que pasan por esa sede judicial".