Las Provincias

València, 2 ago (EFE).- Comisiones Obreras ha manifestado que el descenso del paro en julio es inferior al registrado el mismo mes de 2016, ha habido menos contratos y mayor temporalidad ya que la mayoría de personas que han encontrado empleo es en el sector servicios y de forma temporal.

El paro bajó en 3.371 personas en la Comunitat Valenciana durante el pasado julio, lo que supone un descenso del 0,86 % respecto al mes anterior, y en términos interanuales bajó en 41.881 personas (un 9,71 %), con lo que la cifra total de desempleados se sitúa en 389.237.

El sindicato ha afirmado que la reducción de julio es "insuficiente" y pide "mirar más allá" de las cifras y poner remedio a "una precariedad laboral" que será "la pobreza del mañana", por lo que insta a establecer un plan de choque para abordar el paro e inversión pública en sectores productivos que generen empleo de calidad.

En el mes de julio se han realizado 186.253 contratos (9.948 menos que el pasado año), de los cuales el 92,4 % son temporales, y de todos los contratos que se realizan, casi el 80 % son en el sector servicios, cuya temporalidad roza el 93 % con contratación de obra o servicio y circunstancias de la producción.

Por tanto, CCOO alerta de una excesiva rotación y un mercado laboral efímero, donde no se consolida la creación de empleo "ni mucho menos" el empleo de calidad.

El hecho de tener un contrato no supone hoy en día poder cubrir las necesidades básicas y ello se traduce en riesgo de exclusión social o pobreza, advierte el sindicato.

CCOO-PV ha recordado que todavía hay 389.237 personas en paro (451.700 según la última EPA) y la tasa de cobertura por desempleo no llega al 50 % de ellas (49,66 %), por lo que es "más que probable" que las personas que no tienen ninguna prestación no se apunten como demandantes de empleo.

Por ello, reclama medidas de ámbito global para que de forma paralela al desarrollo de las políticas activas de empleo (con itinerarios personalizados) se pueda relanzar la inversión pública para poder recuperar sectores generadores de empleo (servicios esenciales para la ciudadanía, energías renovables e industria, entre otros).

"Necesitamos un plan de choque que aborde la lucha contra el paro y que apueste por el afloramiento de la economía sumergida", señala la responsable de Empleo de CCOO-PV, Ana García, que recuerda la importancia de reforzar la negociación colectiva y garantizar los derechos laborales, aspectos fundamentales para atajar la precariedad.

Para el sindicato, es necesario recuperar el poder adquisitivo de los salarios, incrementar la protección al desempleo e impulsar la contratación estable.