Las Provincias

València, 2 ago (EFE).- El Partido Animalista, PACMA, ha denunciado hoy ante la Conselleria de Educación y Cultura el "maltrato" al que son sometidos los caballos en la práctica del "tiro y arrastre", y ha solicitado la abolición de esta actividad "deportiva" subvencionada con fondos públicos.

Según ha manifestado el Partido Animalista en un comunicado, ya han presentado varios escritos de denuncia ante la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por el "maltrato sistematizado" al que son sometidos los caballos en estas exhibiciones.

En este sentido, han señalado que en el "tiro y arrastre" no se practica "ningún deporte", al consistir únicamente en someter a uno o varios caballos a arrastrar por una pista de arena, que dificulta el arrastre, un carro cargado de sacos que pueden llegar a triplicar el peso del animal, según indique la competición.

PACMA ha denunciado que cuando algunos caballos no consiguen siquiera hacer la salida, sus propietarios terminan propinándoles "golpes, castigos y tratos vejatorios por no ser capaces de tirar de la carga".

Estas denuncias se presentan pocos días después de que el Consell aprobara una nueva subvención de 9.000 euros para la Federación de Tiro y Arrastre.

"Es vergonzoso que un gobierno que se autodefine como progresista y sensible al maltrato animal siga subvencionando una forma evidente de abuso hacia los caballos, lo cual demuestra una vez más que para los animales todo sigue igual a pesar del cambio político", han criticado.

"Mientras el PP pretendía blindar el maltrato animal disfrazándolo de seña de identidad, el tripartito sigue apoyándolo y subvencionándolo", ha lamentado la coordinadora de PACMA en Valencia, Raquel Aguilar.

Junto a las denuncias y solicitud de abolición de dicha actividad, PACMA ha hecho público un vídeo que muestra "un espectáculo cruel, violento, minoritario, y que no es una tradición ancestral, como en muchas ocasiones se trata de presentar, pues su origen se sitúa en los años 40", han indicado.

El PACMA se ha documentado durante meses con fotografías y vídeos de diferentes exhibiciones en varias poblaciones valencianas, como Utiel, Xàtiva, Peñíscola o València, en las que han filmado "el sobreesfuerzo, los insultos y los golpes que reciben los animales durante la actividad y que han estado presentes en todos los campeonatos".

Además de denunciar el maltrato hacia los animales, PACMA ha señalado que estos comportamientos suponen "la vulneración de la legislación europea y autonómica de bienestar animal y de espectáculos públicos y del propio reglamento de tiro y arrastre".

Por ello, han solicitado la suspensión cautelar de todas las competiciones previstas a partir de la presentación de estas denuncias y han exigido la revocación y anulación del reconocimiento y calificación que se hubiera conferido por parte de las autoridades deportivas a esta actividad.