Las Provincias

València, 2 ago (EFE).- La Comunitat Valenciana registró 45,8 delitos por cada mil habitantes durante el segundo trimestre de 2017, lo que sitúa la tasa de criminalidad en esta autonomía en la más baja de la última década.

La criminalidad ha descendido en las tres provincias, especialmente en Castellón, donde la tasa ha descendido hasta los 39,5 delitos por cada mil habitantes, seguida por Valencia (44,7) y Alicante (49,1).

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha dado a conocer el balance de criminalidad en esta autonomía correspondiente al segundo trimestre del año que realiza el Ministerio del Interior, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

"Los resultados son muy buenos ya que la criminalidad sigue descendiendo en toda la Comunitat", ha destacado Moragues, quien ha defendido que "la seguridad y la estabilidad son un binomio fundamental para que la Comunitat siga batiendo récords en llegada de turistas".

La provincia de Castellón se sitúa por primera vez en toda la serie histórica por debajo de la cifra de 40 delitos por cada mil habitantes, concretamente en 39,5 delitos, lo que significa que en una década Castellón ha reducido la tasa de 50,1 a 39,5, un descenso de más de 10 puntos.

Por lo que respecta a provincia de Valencia, la tasa de criminalidad de los últimos doce meses se sitúa en 44,7 delitos por cada mil habitantes, mientras que en Alicante desciende hasta 49,1.

Moragues ha señalado que en una década se ha logrado una reducción de 22,5 puntos de la tasa de criminalidad en la Comunitat y ha recordado que de los 68,3 delitos por cada mil habitantes que se registraban en el año 2007 se ha pasado a 45,8 en este segundo trimestre del año.

El número de infracciones penales se ha reducido también en este segundo trimestre, lo que supone un descenso acumulado cercano al 3 por ciento, concretamente de un 2,9 por ciento, con respecto al mismo periodo de 2016, al pasar de 113.832 el año pasado a 110.544 en los seis primeros meses de éste.

El mayor descenso se ha registrado en Castellón, donde se ha pasado de 11.635 infracciones penales en los seis primeros meses de 2016 a 10.578 en el primer semestre de 2017, lo que supone un descenso del 9,1 %.

En Alicante, el descenso de las infracciones penales ha sido de un 2,5 %, al pasar de 44.360 a 43.236, y en Valencia la caída ha sido del 1,9 %, lo que ha supuesto pasar de 57.837 infracciones penales a 56.730.

Los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones han bajado un 13,9 % (pasan de 12.765 a 10.988), aunque la mayor reducción se registra en los robos con fuerza en domicilios (-16,2 %) y destaca también el descenso en los robos con violencia o intimidación (-8,4 %), y en los hurtos (-5,2 %).

Otra cifra de delitos que también ha bajado durante los seis primeros meses de 2017 en comparación al mismo periodo de tiempo de 2016 es la de sustracción de vehículos (-3,8 %) y los delitos de tráfico de drogas (-2,9 %), que han pasado de 363 a 349 en este primer semestre.