Las Provincias

Alicante, 2 ago (EFE).- Uno de los dos sicarios que asesinó en 1999 a un hombre en Alicante por encargo de la mujer de éste cumplirá un máximo de 30 años de prisión, según un auto de la oficina del jurado de la Audiencia Provincial que ha ratificado ahora el Tribunal Supremo en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe.

Este preso, Francisco Leonardo G.M., su amigo Moisés M.V. y la inductora del crimen, Margarita J.H., fueron condenados en 2002 a sendas penas de 23 años de cárcel, después de que un jurado popular les declarara culpables de un delito de asesinato.

Según el veredicto, Margarita J.H. decidió contratar a los dos jóvenes, compañeros de instituto de su hijo, y les prometió 36.000 euros por matar a su marido, Juan G.A., de 43 años, movida por los continuos malos tatos a los que él la sometía.

Durante la madrugada del 9 de febrero de 1999, la acusada les franqueó la entrada al domicilio conyugal, ubicado en la calle General Espartero de Alicante, los sicarios asesinaron a la víctima a martillazos, se llevaron el cadáver a la pedanía de Villafranqueza y le prendieron fuego.

Este caso fue juzgado en junio de 2000, pero el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ordenó repetir la vista oral por falta de motivación en el veredicto, que había exculpado a Moisés M.V.

Tras el segundo juicio, celebrado en diciembre de 2002, los tres sospechosos fueron declarados culpables y condenados luego por una magistrada a penas de 23 años de cárcel.

Francisco Leonardo G.M. solicitó en junio del pasado año a la oficina del jurado de la Audiencia de Alicante la acumulación de esa condena a otras por la comisión de diferentes delitos para que se fijara un máximo de cumplimiento de 25 años de cárcel.

La secretaria de esta oficina desestimó su petición y estableció el máximo de la condena en 30 años mediante un auto que fue recurrido ante el Tribunal Supremo por el condenado, al entender que la resolución incurría en una "infracción de ley".

Sin embargo, la sección primera de la Sala de lo Penal del alto tribunal ha confirmado el auto emitido por la oficina del jurado porque considera que se ajusta a la legalidad vigente y la última reforma procesal aprobada en la materia no modifica en nada la situación del reo.

La acumulación de condenas acordada por la Audiencia alicantina es "acomodada a derecho", según expone la sentencia del Supremo, fechada el pasado 13 de julio, pues una de las cuatro impuestas a Francisco Leonardo, G.M., la más grave (23 años de prisión), excede de los 20 y, por tanto, el límite de cumplimiento para el total de las penas es de 30 años.