Las Provincias

Alicante, 1 ago (EFE).- La Diputación de Alicante ultima la puesta en marcha de un Plan Provincial de Emergencias, Infraestructuras y Seguridad, cuyo objetivo es diseñar un procedimiento que dé respuesta a las situaciones potencialmente peligrosas que se puedan dar en cualquier municipio de la provincia.

El plan, dotado con cinco millones de euros, contempla también la construcción de las infraestructuras necesarias que ayuden a la resolución de esos incidentes.

Así lo ha anunciado hoy el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, durante la visita que ha realizado al Campo de Voluntariado Ambiental que la corporación provincial lleva a cabo este verano en la comarca de la Marina Alta.

Sánchez ha concretado que "esta novedosa propuesta, con la que se pretende ofrecer una respuesta activa, avanzada y científica ante cualquier tipo de emergencia, se elaborará con el consenso y el trabajo de todos los sectores implicados en esta materia, así como con el de representantes de la Universidad de Alicante y técnicos y alcaldes de los municipios de la provincia".

Ha destacado que esta iniciativa constituirá "la mejor herramienta para trabajar en la prevención y facilitar la labor de los bomberos y operarios ante condiciones de riesgo".

El Plan Provincial de Emergencias es "un proyecto pionero" que "permitirá dar respuesta a las necesidades de protección de todas las zonas potencialmente peligrosas que hay en el territorio alicantino", según un comunicado de la Diputación de Alicante.

El programa, que establecerá qué se debe hacer y cuál es la mejor manera de actuar frente a cualquier tipo de emergencia, incluye la formación en prevención, extinción y salvamento.

Dicha iniciativa es "totalmente necesaria en una provincia como la nuestra que destaca especialmente por su gran riqueza forestal, natural e histórico-arqueológica", ha explicado Sánchez.

"Esta propuesta está fundamentada principalmente en la conservación de nuestro entorno, pero también incluye otros aspectos que afectan y preocupan a los ciudadanos como la influencia del cambio climático, la regeneración paisajística o la atención a la biodiversidad del medio", ha añadido.

El plan que pretende poner en marcha la Diputación de Alicante se sustenta en varias líneas de acción con las que se potenciarán proyectos coordinados en todo el territorio.

Por una parte, la propuesta contempla la construcción de dos nuevos parques de Bomberos de segunda generación en Villena y Orihuela, así como la ampliación y mejora de los de Sant Vicent del Raspeig y Benidorm.

Igualmente, está previsto construir "diez nuevas helisuperficies en la provincia, de las que tres se localizarían en la Marina Alta, en Xàbia, Pego y Vall de Gallinera, a las que se suma la de Dénia, que ya está operativa", según la nota de prensa.

"Año tras año desarrollamos nuevos planes y realizamos más inversiones con el fin de reducir el riesgo de incendios y mejorar el bienestar, la seguridad y la confianza de los ciudadanos que viven en nuestra provincia", ha indicado Sánchez.

El presidente de la Diputación de Alicante ha adelantado esta información durante su visita al Campo de Voluntariado Ambiental que la corporación provincial desarrolla este verano en Calp -municipio del que es también alcalde César Sánchez- con el objetivo de prevenir los incendios forestales en la Marina Alta e informar, concienciar y fomentar el cuidado y respeto por la naturaleza.

Sánchez, quien ha estado acompañado por el diputado de Protección y Gestión del Territorio, Javier Sendra, y el de Emergencias, Jaume Lloret, ha saludado uno a uno a los diez jóvenes que integran el primero de los cuatro turnos en los que se divide esta campaña, a los que ha agradecido la importante labor que durante los próximos días desarrollarán de manera totalmente altruista.

"Todos los años tenemos la suerte de contar con el trabajo de estas personas que nos ayudan a prevenir acciones de riesgo forestal y a proteger, conservar y recuperar nuestro maravilloso entorno natural", ha manifestado el presidente de la Diputación alicantina.

El Programa de Voluntariado Ambiental 2017 se prolongará hasta el próximo 13 de septiembre y, además de en la zona de la Marina Alta, se realiza en los parajes naturales de Xorret de Catí, en Castalla, y El Rentonar, en Torremanzanas.

Sánchez ha hecho un llamamiento a la sociedad alicantina para que extreme las medidas de precaución en estos meses de verano y evite situaciones de riesgo en la montaña.