Las Provincias

Alicante, 1 ago (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reiterado hoy que el Estado debe asumir la parte de la deuda de la Comunitat derivada de la infrafinanciación porque, según ha subrayado, es "moral devolvernos aquello que no se nos dio".

Puig ha considerado sus exigencias como una "lógica aplastante de la realidad" y ha aseverado que ello "no implica ningún tipo de problema moral", sino "todo lo contrario".

"Es moral devolvernos aquello que no se nos dio", ha incidido.

El jefe del Consell ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, tras presidir en Alicante la toma de posesión de Andrés García Reche como vicepresidente ejecutivo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), cuya sede estará en la capital alicantina.

Puig ha destacado que su gobierno ha conseguido "un avance sustancial" en cuanto al tema de la financiación, puesto que "ya nadie duda" de la "objetiva exigencia" de los valencianos.

También se ha referido al informe de la comisión expertos para la reforma de la financiación autonómica y ha afirmado que en él se pone de manifiesto que la valenciana es la comunidad autónoma peor financiada y, que si no se lleva a cabo una reestructuración de su deuda, no podrá "salir al mercado".

"Nosotros queremos que haya singularidad entre los territorios e igualdad entre los ciudadanos, y eso es a lo que tiene que dar respuesta el sistema de financiación", según Puig.

El president de la Generalitat ha expuesto que su intención es que la parte de la deuda de la Comunitat que proceda de "la mala gestión" del pasado o "del despilfarro" no la tenga que pagar el resto de españoles, pero sí ha exigido al Estado que se haga cargo de la que tenga que ver con la infrafinanciación.

Por otra parte, Puig ha confiado en que, como se acordó en la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada el pasado mes de enero, el nuevo sistema de financiación esté finalizado este año, pues si no es así, "se tomarán las medidas oportunas".

En cuanto a la agenda del Gobierno valenciano a partir de septiembre próximo, el jefe del Consell ha avanzado que estará "muy marcada" por este asunto.

"Va ser un año de grandes hitos para este gobierno, teniendo en cuenta que, además, vamos a intentar poner velocidad de crucero a todos nuestros proyectos", ha anunciado.