Las Provincias

València, 1 ago (EFE).- La portavoz socialista de Igualdad en Les Corts, Rosa Mustafá, ha recordado al PP valenciano que el Pacto de Estado se ha firmado "a instancias de los socialistas" y ha reprochado la "deslealtad" que ha mantenido el PP hacia las víctimas con recortes en el presupuesto para combatir la violencia de género.

La representante socialista ha destacado que "el único presidente autonómico que exigió en la Conferencia de Presidentes del pasado mes de enero un Pacto de Estado por la violencia de género fue Ximo Puig", porque "los socialistas siempre hemos demostrado nuestro compromiso en la lucha para acabar con este lastre social".

La dirigente ha reprochado que el PPCV haga un "uso espurio" con el Pacto de Estado contra la violencia de género "para intentar captar titulares" y les ha instado a "centrarse en trabajar por las víctimas", según ha informado el PSPV en un comunicado.

Asimismo ha tildado de "vergonzoso" que el PP haya pedido "altura de miras" al Consell, cuando "ha tenido que ir arrastrado a la mesa de negociación del Pacto de Estado contra la violencia de género donde, por cierto, no ha aportado nada", ha indicado Mustafá.

La diputada autonómica del PSPV se ha mostrado "sorprendida" de que el PPCV "pida lealtad a la Generalitat cuando el Gobierno de Mariano Rajoy ni siquiera ha trasladado oficialmente a las comunidades autónomas el documento del Pacto de Estado".

Para la responsable de Igualdad del grupo socialista, "es insultante que Susana Camarero se atreva a dar lecciones cuando durante su etapa como secretaria de Estado de Igualdad recortó el presupuesto para la lucha contra la violencia de género en un 25 %".

A su vez la representante en Les Corts ha recordado que en abril de 2014 los socialistas fueron "los primeros" en solicitar un Pacto de Estado contra la violencia de género, sin embargo, "hasta que el PP no ha perdido la mayoría absoluta, ha evitado escucharnos y sentarse para impulsar medidas contra el terrorismo machista".

De hecho, los presupuestos de 2017 contra la violencia de género "son los primeros que se equiparan al último año del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y lo han hecho por la presión de los socialistas, porque hasta ahora el PP sólo ha despreciado a las víctimas con recortes indecentes".