Las Provincias

Elche , 1 ago .- Más de 1.600 personas, entre efectivos de Policía Local, Nacional y Autonómica, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y atención sanitaria, forman el dispositivo especial que velará por garantizar la seguridad ciudadana en las fiestas patronales de Elche, del 7 al 15 de agosto.

Así lo ha informado hoy el alcalde de la ciudad, Carlos González, al término de la Junta Local de Seguridad, en la que han estado presentes el subdelegado del Gobierno en la provincia de Alicante, José Miguel Saval, responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y la jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, Purificación Algaba.

El dispositivo especial de seguridad previsto se intensificará en los días de mayor asistencia de público en la calle, caso del Pregón, la Charanga, la Nit de l'Albà y la Roà o el Castillo de Fuegos Artificiales.

Los días de mayor protección serán el 13 y el 14, con motivo de la celebración del espectáculo pirotécnico de la Nit de l'Abá y la Nit de la Roà, con 350 efectivos policiales y sanitarios cada día.

González ha explicado que, al margen del dispositivo de seguridad organizado para esos días, es necesario que "se produzcan comportamientos cívicos y responsables por parte de la ciudadanía", principalmente con el lanzamiento de carretillas fuera de la zona acotada.

En este sentido, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que en la madrugada del 13 al 14 de agosto, y tras la Nit de l'Albá, cualquier lanzamiento de carretillas se lleve a cabo en la zona habilitada del Hort del Monjo (Huerto del Monje) para garantizar una mayor seguridad entre los participantes y los espectadores de la "Carretillà".

El alcalde ha avanzado que habrá un dispositivo preventivo en las zonas donde cada año se produce el lanzamiento de carretillas y no están habilitadas para ello.

También se ha establecido imponer sanciones de hasta 3.000 euros para los usuarios que lancen estos productos pirotécnicos fuera de la zona acotada.

Además, se llevarán a cabo campañas de sensibilización para un consumo responsable de alcohol entre los jóvenes.

Por otra parte, y como en años anteriores, la Policía Local intensificará las inspecciones de material pirotécnico en los diferentes puntos de venta de pólvora instalados en la ciudad ilicitana con vistas a las fiestas patronales.

El edil de Fiestas, José Pérez, ha señalado la importancia de efectuar estas revisiones, debido al amplio volumen de venta de pólvora, para que los establecimientos "cumplan con la nueva normativa" y la celebración de la Nit de l'Albà "sea lo más tranquila y segura posible".

Pérez ha especificado que solo desde el ayuntamiento se lanzan más de 2.000 kilos de pólvora durante la noche del 13 al 14 de agosto.