Las Provincias

Castellón, 1 ago (EFE).- La Diputación de Castellón ha convocado un pleno para rescindir el contrato con la empresa adjudicataria de la piscina provincial e iniciar un proceso de manera "urgente" para que las instalaciones estén abiertas a comienzos de septiembre.

Según han informado fuentes de la corporación provincial en un comunicado, el presidente de la Diputación, Javier Moliner, la adjudicataria ha cerrado las puertas y no presta el servicio a los usuarios.

El próximo jueves se celebrará un pleno extraordinario para aprobar la rescisión del contrato con la actual empresa adjudicataria, tras su disolución por motivos económicos.

El contrato se rescindirá por incumplimiento, y se propondrá la generación del crédito necesario para licitar el nuevo contrato de servicio de la piscina, que estará en vigor hasta que se inicie y adjudique el nuevo concurso de gestión, seguramente a final de año.

La Diputación ha afirmado que mediará para que la nueva adjudicataria contrate de forma preferente a los trabajadores que estaban hasta ahora.

Los juzgados advirtieron ayer a los servicios jurídicos de la Diputación de que tenían que esperar hasta hoy para constatar el cierre de las instalaciones el pasado lunes.

La Diputación se encargará del mantenimiento de la piscina este mes de agosto para garantizar que esté en condiciones óptimas cuando en septiembre asuma una nueva empresa la gestión provisional de la piscina.