Las Provincias

Alicante, 1 ago (EFE).- Cruz Roja ha rescatado a 183 bañistas "en apuros" en lo que va de verano en las 18 playas de la provincia de Alicante donde presta servicio de salvamento y socorrismo, y ha solicitado de nuevo "respeto al color de las banderas" y "máxima prudencia, especialmente a las personas mayores y niños".

Un centenar de socorristas de Cruz Roja desempeña ese servicio de salvamento en las playas de Santa Pola, Xàbia y Guardamar.

Además de los 183 rescates llevados a cabo en esas playas desde el inicio del periodo estival hasta ayer, 58 personas han necesitado que Cruz Roja las evacuara por medio de ambulancias a centros hospitalarios en el mismo lapso.

La mayoría de estos rescates se ha realizado cuando ondeaba la bandera amarilla o la roja, según ha asegurado la institución humanitaria en un comunicado.

En concreto, durante estos primeras semanas del verano, Cruz Roja ha instalado la bandera amarilla en 145 ocasiones y la roja en 52.

"En Cruz Roja no nos cansamos de insistir en la importancia de respetar los colores de las banderas", ha manifestado el director provincial de Socorros y Emergencias de Cruz Roja en Alicante, Andrés Chessa.

Según Chessa, "el hecho de que todavía haya personas que se bañen con la bandera roja izada o que hagan caso omiso a las indicaciones de los socorristas quiere decir que sigue haciendo falta una importante labor de sensibilización y concienciación social"

"Las banderas son como el semáforo en las carreteras", ha recalcado.

Por ello, Cruz Roja ha emprendido una campaña de sensibilización a través de las redes sociales y también por medio de carteles y folletos para dar consejos a la población con los que prevenir accidentes y ahogamientos en verano.

La campaña se realiza en varias idiomas para acercar los mensajes de prevención a la población extranjera, muy numerosa en las costas alicantinas durante el verano.

Además de los rescates a bañistas y las evacuaciones a centros hospitalarios, Cruz Roja ha efectuado ya 3.700 asistencias sanitarias en las dieciocho playas de la provincia de Alicante donde tiene presencia.

Dentro de este grupo destacan las curas por picaduras de animales marinos, cortes y quemaduras solares.

A ello hay que sumar más de 425 asistencias de carácter social, según fuentes de la entidad.

En concreto, la labor de Cruz Roja consiste en ayudar a personas con movilidad reducida o discapacidad a disfrutar del baño en condiciones de seguridad a través de dispositivos adaptados.

Por otra parte, Cruz Roja destaca la importancia de vigilar en todo momento a los niños, especialmente a los más pequeños, "pues un descuido fortuito puede resultar fatal", según ha advertido.

Hasta el momento, la institución humanitaria ya ha localizado a 29 menores extraviados en las citadas playas alicantinas.

En el caso de las personas mayores o personas con algún tipo de dolencias, la entidad recomienda evitar la exposición prolongada al sol y el ejercicio físico intenso.

También sugiere a estas personas que tomen el baño todo lo más cercano posible a los servicios de vigilancia. "Así, en caso de necesitar auxilio, podrán ser socorridas a la mayor brevedad de tiempo", ha dicho Chessa.