Las Provincias

València, 1 ago (EFE).- La diputada de Compromís Marian Campello ha registrado en Les Corts una proposición no de ley en la que insta al Consell a la creación de un protocolo para la actuación sanitaria frente al acoso escolar, especialmente entre el personal pediátrico.

Según ha explicado Campello en un comunicado, "el acoso escolar o 'bullying' es un fenómeno desgraciadamente común en las aulas de nuestro país", y entre las diferentes formas de violencias ejercidas destacan la violencia verbal seguida de la física.

La diputada señala que, por la experiencia, la detección de la violencia predispone a una ruptura del silencio, que sienta las bases de un primer paso hacia la denuncia e inicio de los protocolos de actuación correspondientes en los centros escolares.

Considera por ello que la detección del acoso a través de las manifestaciones físicas se convierte en indispensable para la puesta en marcha de dicho protocolo correspondiente, así como de esa ruptura del silencio de la víctima sobre su situación, "un punto donde el personal sanitario debe tener un especial protagonismo".

"La detección de los síntomas físicos del acoso por parte del personal sanitario, la coordinación con otros organismos públicos y la información sobre los recursos disponibles en la administración para poner fin a la situación, pueden convertirse en una burbuja de esperanza para acabar con el caso de maltrato de la víctima en particular y de posibles otras víctimas", añade Campello.

Según un estudio sobre violencia contra la infancia de las Naciones Unidas realizado en 28 estados sobre el acoso escolar se enumeran como manifestaciones físicas del acoso el dolor de cabeza, dolor de estómago, dolor de espalda, vértigo, traumatismos y otros más visibles como cardenales o heridas.

"Por ello -ha añadido Campello- consideramos fundamental para luchar contra el acoso escolar que se establezca en el ámbito sanitario un protocolo para la actuación frente el 'bullying', centrado especialmente entre el personal pediátrico".

Compromís plantea la necesidad de impulsar la creación de un protocolo de coordinación entre las administraciones valencianas de sanidad, educación, políticas inclusivas y justicia para la detección, acompañamiento y protección de las víctimas de acoso escolar.

Desde la coalición se insta, de igual forma, al Gobierno central a la creación también de un protocolo común de actuación sanitaria frente al acoso escolar.