Las Provincias

València, 1 ago (EFE).- La Catedral de Valencia, a través del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IVC+R), ha restaurado un total de 24 pergaminos del Archivo de la Seo, todos ellos privilegios reales para obras benéficas de los siglos XIV al XVII, desde Alfonso IV hasta Felipe III.

Junto a los pergaminos se ha llevado a cabo la recomposición de los sellos reales, "un trabajo muy minucioso y de gran dificultad debido al estado en el que se encontraban algunas piezas", según ha señalado el canónigo responsable del Archivo de la catedral, Vicente Pons.

Los trabajos, que se han prolongado durante seis meses, han permitido la restauración de un pergamino firmado por el rey Alfonso IV (1327-1336), cuatro pertenecientes a Pedro IV (1336-1387), dos documentos de Juan I (1387-1396) y de Martín el Humano (1396-1410), del que se han restaurado un total de 10 piezas, informa la agencia de noticias del Arzobispado de Valencia (AVAN) en un comunicado.

También se han recuperado tres pergaminos del rey Alfonso V (1416-1458), uno de Felipe III (1598-1621) y dos documentos de Felipe IV (1621-1665), así como un pergamino de María de Luna, mujer del rey Martín el Humano.

Todos los documentos contienen privilegios concedidos por los monarcas, en su mayoría, de amortizaciones, por las que concedían permisos para invertir determinadas cantidades en obras benéficas, según ha añadido Pons.

Se trata del Legajo 619 "Libro de Reales Privilegios de Amortización de la S.I. Catedral Metropolitana de Valencia" formado por un cuadernillo en papel y 24 pergaminos de diferentes formatos que se cosen plegados a la cubierta, de los cuales once conservan sellos pendientes en cera de diferentes tamaños, con protecciones originales en bolsas de pergamino o cajas de metal.

Según explica la técnico en conservación del ICV+R, Patricia Real Machado, los deterioros que muestran los documentos "son suciedad general, marcas de pliegues por almacenarse doblados, así como desgarros y faltantes de soporte localizados en los bordes o bien donde concurren las juntas".

Asimismo, "otro tipo de daño es la falta de adherencia del aglutinante de las tintas, un efecto de descohesión que se observa más acusado en las letras capitales".

Real explica asimismo que "el estado de conservación de los sellos de cera no es aceptable, la mayoría están totalmente fragmentados, se han perdido trozos y los enlaces de tela se encuentran debilitados debido a su fragilidad y al peso de los sellos que deben soportar".

Respecto a los pergaminos con sellos protegidos con cajas de metal, "por su resistencia mecánica se trata de un material adecuado para la fabricación de recipientes protectores pero, cuando envejece va perdiendo el baño de estaño que lo protege, mostrando el oscurecimiento de la capa inferior y la corrosión del hierro", añade la técnico.

El proceso se restauración ha consistido en la limpieza y planchado de los pergaminos, "que se encontraban muy deteriorados por el paso del tiempo", así como la restauración y consolidación de los sellos, que en algunos casos se hallaban descompuestos en piezas muy pequeñas.

El IVC+R ha editado un video con todo el proceso de reconstrucción de un sello de Felipe IV, y se han confeccionado soportes de cartón con reserva alcalina para cada pergamino para "que sirva para almacenar y exponer correctamente los pergaminos y sellos pendientes", añaden AVAN.