Las Provincias

Alicante, 18 jul (EFE).- Las obras de urbanización de la Vía Parque de Alicante entre la avenida Alcalde Lorenzo Carbonell y El Palmeral se retoman después de resolverse los problemas de accesibilidad del barrio de San Gabriel y aportar conectividad al acceso de Elche por la CV-86, entre otras mejoras.

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, y el alcalde de la ciudad, Gabriel Echávarri, junto con otros responsables del consistorio, han asistido a la presentación de la reanudación de este proyecto.

Salvador ha resaltado el desbloqueo de esta actuación y ha explicado que se han incorporado "importantes mejoras" para la creación de un amplio parque lineal con aceras, carril-bici y zonas ajardinadas, lo que contribuirá a "mejorar sustancialmente la movilidad peatonal y ciclista" de esta zona de la urbe.

Con la ejecución de estas obras, se podrá recorrer completamente la Vía Parque desde la avenida de la Costa Blanca (en la playa de San Juan) hasta la calle Joaquín Blume, que desemboca en la avenida de Elche (N-332/N-340) y, sobre todo, enlazar con la Vía Parque Alicante-Elche (CV-86) mediante un segundo puente sobre las vías del tren que permitirá descongestionar el acceso al litoral.

Salvador ha anunciado que esta actuación que ejecuta la Conselleria se enmarca en el Plan de Inversiones Productivas (PIP) cuenta con un presupuesto total de 21 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de seis meses.

En este sentido, ha destacado el trabajo conjunto realizado entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Alicante para rediseñar un proyecto tan importante que mejora las conexiones viarias de la ciudad.

Así, han colaborado en la modificación del proyecto original para mejorarlo y completar la conectividad de la trama urbana en dos zonas.

Por un lado, en la glorieta de la Vía Parque en su intersección con Lorenzo Carbonell para conectar con la zona industrial al otro lado de las vías del ferrocarril y, sobre todo, para enlazar con la Vía Parque Alicante-Elche (CV-86) mediante un segundo puente sobre las vías del tren.

Por otro lado, entre la avenida de Orihuela y el PAU 1 mediante la urbanización de un tramo adicional de Vía Parque con el fin de dar continuidad a dicha vía arterial de la ciudad y descongestionar la Gran Vía.

Mediante este proyecto, "conseguiremos la descongestión del tráfico procedente de las zonas situadas al sur de la ciudad" que, actualmente, accede por el litoral y pasa por delante de la Explanada, "al poner al alcance del usuario motorizado un mejor itinerario alternativo" para circunvalar Alicante a través de la Vía Parque, ha explicado Salvador.

En este sentido, ha dicho que el desvío del tránsito por Vía Parque permitirá acometer el proyecto de peatonalizar la Explanada y ponerla al servicio de la ciudadanía.

Por su parte, Echávarri ha valorado que, con el desbloqueo de las obras y la construcción de un nuevo puente, se podrá acceder mucho más fácil de la ciudad de Alicante a la Vía Parque, camino natural para ir a Elche, desatascando al tiempo el barrio de San Gabriel, "históricamente aislado".

De igual manera, ha agradecido a la Conselleria el interés que ha mostrado "desde el primer minuto" por la ciudad de Alicante al retomar estas las obras, paradas durante dos años, teniendo también en cuenta las propuestas del ayuntamiento.

La Vía Parque es una de las principales vías arteriales de la ciudad de Alicante, con una longitud total de 13 kilómetros.

Hasta el momento, están ejecutados los 9,40 kilómetros -que suponen un 72 % del total de la vía- que van desde la avenida de la Costa Blanca hasta la avenida de Dénia, desde ahí hasta el barrio de San Agustín y entre la Calle Osa Mayor y la rotonda de Alcalde Lorenzo, según fuentes de la Conselleria.

También hay 1,80 kilómetros de tramos parcialmente ejecutados (representan un 14 %), con una sola calzada bidireccional, en el barrio de la Florida Alta, entre las calle Domega y Osa Mayor.

Por consiguiente, las obras ahora en marcha supondrán la finalización del 14 % restante, otros 1,8 kilómetros, desde Alcalde Lorenzo Carbonell hasta Joaquín Blume y un nuevo tramo, ahora sin conectar, de calzada bidireccional situado en la zona correspondiente al cruce del corredor ferroviario, entre la avenida Médico Ricardo Ferré y la calle Domega.

El tramo de Vía Parque que une Lorenzo Carbonell con la calle Joaquín Blume tiene una longitud de 1.350 metros y cuenta con dos carriles por sentido, además de un carril-bici y aceras, todo ello dispuesto entre distintas zonas ajardinadas y medianas arboladas que integran paisajísticamente la infraestructura en el entorno urbano.