Las Provincias

València, 18 jul (EFE).- El Museu de Prehistòria de València ha iniciado su programa de excavaciones con un presupuesto de 60.000 euros repartidos en seis proyectos de excavación y tres actividades de limpieza y mantenimiento.

El Servei d'Investigació Prehistòrica del Museu de Prehistòria, dependiente del Àrea de Cultura de la Diputación de València, ha seleccionado los yacimientos que abarcan un amplio cuadro cronológico, desde el Paleolítico hasta la época ibérica.

En su mayor parte, las campañas se han programado desarrollarlas entre julio y septiembre y son continuación de proyectos iniciados en años precedentes que tienen como objetivo la conservación, protección y difusión del patrimonio arqueológico valenciano.

Las excavaciones programadas para este verano son La Bastida de les Alcusses de Moixent, L'Altet de Palau de la Font de la Figuera, la Cova del Bolomor de Tavernes de la Valldigna, la Cueva de la Cocina de Dos Aguas y Los Chotiles y La Cañada del Pozuelo de Sinarcas.

Cada yacimiento tiene su particular importancia. Por ejemplo, la Bastida de les Alcusses de Moixent, de época ibérica y excavado desde 1928, contempla aspectos relacionados no sólo con la investigación arqueológica, sino también abarca la arqueología experimental y la gestión y la difusión del patrimonio arqueológico.

El yacimiento de L'Altet de Palau, en la Font de la Figuera, es un poblado amurallado de mediados del II milenio a.C., de la Edad de Bronce, a través del cual se ha documentado la estructura y la organización de los espacios de habitación y el trazado urbano, y se ha recuperado un interesante conjunto de restos arqueológicos, entre los que destaca una colección de objetos de bronce, hachas, punzones, puñales, pulseras y aretes.

La Cova del Bolomor, excavada desde 1989, posee una completa secuencia de sedimentos con restos arqueológicos cuya cronología va desde hace más de 350.000 años hasta hace 100.000 años; su estudio ha proporcionado un extenso conjunto de materiales arqueológicos del Paleolítico medio entre los cuales destacan los restos óseos de neandertales y una serie de hasta quince hogares, que convierten al yacimiento en uno de los más antiguos de la península ibérica con evidencias del uso controlado del fuego.

La Cueva de la Cocina, en Dos Aguas, es un yacimiento con ocupación humana durante el Mesolítico y el Neolítico y su revisión y análisis ha permitido conocer con mayor detalle a las últimas sociedades de cazadores y recolectores que ocuparon las tierras valencianas, antes de la llegada de las comunidades de agricultores y ganaderos, hace más de 7.000 años.

Este año se emprende por primera vez el estudio de los yacimientos de Los Chotiles y La Cañada del Pozuelo, situados en Sinarcas, con un proyecto que pretende profundizar en el conocimiento de la metalurgia de la época ibérica.

Además, el Museu de Prehistòria de València, participa en un proyecto de investigación internacional en Pompeya, así como, el Área de Cultura de la Diputación, a través de una colaboración con los ayuntamientos de Riba-roja del Túria y Gàtova, ha financiado las campañas de excavación de este año en el yacimiento visigodo de la Vella y en el poblado ibérico del Torrejón de Gàtova.