Las Provincias

Alicante, 18 jul (EFE).- La Diputación de Alicante ha presentado hoy su Plan Vertebra con el que prevé invertir quince millones de euros en proyectos financieramente sostenibles destinados a realizar obras de mejora en la conectividad entre municipios y en las infraestructuras de agua, medioambiente, sostenibilidad y turismo.

En concreto, el plan contempla una inversión de 4,5 millones de euros en trece proyectos de conectividad, 4,1 millones en diecinueve actuaciones para el agua, 4,4 millones en más de cincuenta intervenciones para el medioambiente y la sostenibilidad, y dos millones en once planteamientos sobre turismo.

En rueda de prensa, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha destacado hoy que con este plan, junto a los 24 millones de euros dotados a los municipios afectados por los temporales de principios de año y a las cantidades contempladas en el presupuesto general de la institución provincial para 2017, suman un total de 87,5 millones de euros para inversiones sostenibles.

Esto supone "una auténtica lluvia de millones" destinada a vertebrar el territorio alicantino, así como "un auténtico plan de cooperación al municipalismo y a las personas", ha resaltado Sánchez.

El plan se someterá mañana a la comisión informativa de la Diputación de Alicante y, según ha desvelado, se prevé que sea aprobado en sesión plenaria el próximo día 26.

Igualmente, la redacción y la licitación de los proyectos deberán estar terminadas antes de que termine este año, mientras que las obras tendrán que ejecutarse durante el próximo.

Por destacar algunas de las actuaciones, el Plan Vertebra contempla 1,9 millones de euros para obras en carreteras, un millón para la mejora de la eficiencia de redes de agua potable en municipios de la Vega Baja, otro para reforestación y otro para la adecuación medioambiental del entorno del pantano de Elche.

También se destinarán 700.000 euros para la creación de una zona verde de unos 15.000 metros cuadrados en el Parque de la Sequia Mare de Benidorm y 300.000 para la señalización de Bigastro como parte del proyecto "Vega Baja interior de la Costa Blanca".

Preguntado sobre si con este plan no cabe esperar que la Diputación de Alicante se una al Fondo de Cooperación Municipal de la Generalitat en 2018, Sánchez ha considerado "radicalmente falso" que los municipios alicantinos estén "en desventaja" frente a los valencianos y castellonenses como consecuencia de su negativa a unirse.

De hecho, ha asegurado que están "en ventaja" puesto que "no hay ni un solo municipios de menos de 30.000 habitantes" que vaya a recibir un euro más de la Generalitat que de la Diputación.

En este sentido, Sánchez ha reiterado que el objetivo principal de la corporación provincial alicantina es, precisamente, "garantizar la igualdad de oportunidades" entre las pequeñas y las grandes localidades, por lo que "la naturaleza de la Generalitat y de la Diputación no es la misma".

"No se pueden fusionar planes de inversiones; cosa distinta es la coordinación -entre administraciones-, porque nuestra naturaleza es distinta", ha expuesto.