Las Provincias

València, 18 jul (EFE).- El delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asegurado que no le parece razonables "un trato desigual" de las Comunidades Autónomas porque "hay que tratar por igual a todos los ciudadanos españoles independientemente de donde vivan".

Moragues se ha expresado así a preguntas de los periodistas sobre si ve razonable una quita de la deuda para Cataluña, como ha propuesto el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y no para la Comunitat Valenciana, y ha defendido que "lo razonable es que se tenga que negociar entre todas las Comunidades Autónomas".

"Lo que no me parece razonable es un trato desigual de las Comunidades Autónomas. Tenemos que tener un principio muy básico, tratar por igual a todos los ciudadanos españoles independientemente de donde vivan", ha agregado.

Según Moragues, "en materia de servicios básicos y fundamentales da lo mismo que vivas en Extremadura, Galicia, Madrid, Cataluña o Valencia, tienes que tener el mismo tratamiento en función del principio de equidad en todas las autonomías y eso es lo que tenemos que buscar entre todos y entre todas las fuerzas políticas".

Ha recordado que el pasado 27 de marzo, ya se le planteó al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la posibilidad de una quita y señaló que estaba "escuchando a los expertos y esperando sus informes y a partir de ahí, estaba abierto a toda sugerencia".

"La financiación autonómica y la situación de la deuda de las comunidades autónomas es algo en lo que se tiene que tener la opinión de los expertos, y después los grupos políticos y los diferentes gobiernos autonómicos tendrán que sentarse a hablar y negociar al respecto", ha añadido.

Moragues ha incidido en que ya "se ha vivido un proceso de mutualización de deuda", en el que los intereses, en vez de pagarlos la Generalitat, "los ha pagado el Gobierno central, al tipo cero del FLA".

"No es que los intereses se hayan evaporado -ha proseguido- sino que el Gobierno central, dado que la Comunitat no se podía financiar, ha acudido a los mercados financieros y de capitales, ha conseguido liquidez y se la ha dado a la Generalitat", ha apuntado.

Según ha explicado, ello supone que la Generalitat "no tiene que pagar nada de la hipoteca" y que la amortización la cubre el Estado a través del FLA y ha recordado que "alrededor 80 % de la deuda de la Generalitat está en manos del Estado".

"Todos los vencimientos de los bancos los paga el Estado y en vez de deberle a un banco, le debes al Gobierno Central, que eres tú mismo", ha incidido.

Ha hecho hincapié en que el Estado, como acreedor, "hace una quita de los intereses a tipo cero", de forma que es el Gobierno quien los tiene que soportar pero no se los exige a la Comunitat "y de ahí, la reducción tan significativa de los gastos financieros".