Las Provincias

València, 18 jul (EFE).- La Mesa y la Junta de Portavoces de Les Corts Valencianes han pospuesto a la próxima semana la decisión sobre los espacios de trabajo en que los que se ubicarán los cuatro ex diputados de Ciudadanos y los otros dos diputados no adscritos, ante la falta de acuerdo entre los grupos.

El PSPV opina que Ciudadanos debe ceder parte de su espacio a sus exdiputados; Ciudadanos pide que vayan a una sala que Compromís defiende que es suya, y tanto el PP como Ciudadanos y Podemos creen que los seis diputados no adscritos podrían estar en el edificio del hemiciclo, aunque se diga que por seguridad deben estar todos en el edificio de los grupos.

El portavoz socialista, Manuel Mata, ha propuesto que cada grupo parlamentario se haga cargo, en el espacio del que dispone desde el inicio de la legislatura, de los diputados que iban en sus listas y luego han abandonado el grupo, como se ha hecho "en otras épocas".

Mata ha explicado además que la marcha de cuatro diputados de Ciudadanos al grupo de no adscritos ha provocado una reorganización de la diputación permanente, donde el PSPV gana un diputado, mientras que en las cuatro comisiones a las que se han adscrito esos diputados Ciudadanos pierde un parlamentario a favor de ellos.

La portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, ha indicado que han revisado el pacto de reparto de espacios que se hizo al inicio de la legislatura y han encontrado una sala de 55 metros cuadrados en la planta baja del edificio de los grupos que no figuraba en el acuerdo, aunque la usa Compromís, que podría ser para esos diputados.

Sin embargo, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, le ha replicado que un acuerdo del 19 de junio de 2015 fija que la planta baja del edificio de los grupos parlamentarios es de Compromís, sin distinguir esa sala, y ha instado a Ciudadanos que no traslade al resto de grupos sus "problemas internos".

Sánchez ha acusado de "egoísta" al PSPV por sostener que históricamente cada grupo se hace cargo de sus tránsfugas, pues "al fin y al cabo los tránsfugas no son de nadie en el momento en que abandonan el partido", y ha indicado que si cedieran parte de su espacio estarían "hacinados" y además no habría "privacidad" y "confidencialidad".

La portavoz de CS ha afirmado que una resolución de la Mesa establece que, por motivos de seguridad, todos los diputados autonómicos deben estar en el mismo edificio, pero ha recordado que ya hay dos diputados no adscritos que tienen sus dependencias en el edificio donde está el hemiciclo, por lo que la semana que viene defenderán esa postura.

La diputada del PP María José Catalá ha indicado que son el grupo más numeroso y el que menos metros cuadrados por diputado tiene en la Cámara, y ha explicado que entienden la "inquietud" de Ciudadanos de buscar un espacio que les permita tener una solución "tranquila y cómoda".

A su juicio, en Les Corts hay "suficiente espacio" para destinar un lugar "adecuado" a los diputados que han abandonado el grupo Ciudadanos, que se podrían ubicar en el edifico donde está el hemiciclo.

El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, ha considerado que el argumento de la seguridad del recinto no debe condicionar el desarrollo del trabajo parlamentario, por lo que los seis diputados no adscritos (los cuatro ex de Ciudadanos, la ex de Podemos y el ex del PP) podrían ubicarse en el edificio del hemiciclo.