Las Provincias

València, 17 jul (EFE).- El presidente del Grupo Popular en Les Corts, Jorge Bellver, y la portavoz de Justicia, María José Ferrer San-Segundo, han presentado hoy el recurso al decreto del Consell sobre el uso de lenguas en la administración argumentando que tiene un carácter "excluyente" sobre el castellano.

El Grupo Popular presentó el 12 de julio ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el recurso contencioso-administrativo que pide, como medida cautelar, la suspensión de la aplicación este decreto por el que el Consell quiere regular los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales en la administración de la Generalitat.

Bellver ha declarado que el PP ya presentó observaciones al decreto dentro del trámite de observación pública y que "el Consell no hizo ni caso".

Posteriormente, estas observaciones ha coincidido en gran parte con lo que dice el Consell Jurídic Consultiu (CJC)", ha afirmado el diputado popular.

Ferrer San-Segundo ha explicado que, tras la interposición del recurso, "la administración tiene que entregar el expediente y en ese momento se formalizarán con más profundidad las alegaciones" y ha asegurado que "si no se admite la medida cautelar, no nos pondremos tan nerviosos como la vicepresidenta".

Según el PP, este decreto "margina y excluye al castellano. El valenciano es una de las señas de identidad más importantes de nuestro pueblo y se defiende a través de la educación y de la formación, no a través de la imposición", ha declarado Bellver.

"En 13 de los 17 artículos del decreto el valenciano no solo se califica de preferente, sino como excluyente", ha explicado Bellver, y ha denunciado que "el Consell y especialmente Compromís busca poner al mismo nivel la cooficialidad de las lenguas y el ámbito lingüístico común, y no tiene nada que ver".

Ha agregado que la sociedad valenciana "empieza a estar harte de los continuos enfrentamientos innecesarios a los que nos está sometiendo el tripartito, que no tienen nada que ver con lo que piensa la sociedad".

Ha enumerado "ataques contra los periodistas por parte del Consell Rector de la radiotelevisión valenciana, concretamente del señor Xambó, ataques al CJC, a los padres que defienden la libertad de educación para sus hijos, y ataques a los jueces que dictan autos y sentencias que no satisfacen a la señora Oltra" y ha recalcado que "son ataques al pilar fundamental de nuestro Estado de Derecho".

Por su parte, la portavoz de Justicia, María José Ferrer San-Segundo, ha afirmado que este decreto podría tener efectos a nivel económico y laboral y que podría suponer retrasos en los casos de "notificaciones exclusivamente en valenciano entre administraciones, como en Justicia".

Ferrer ha señalado que el decreto del Consell "parte de que todas las personas que residen y trabajan en la Comunidad Valenciana tienen un nivel óptimo de valenciano, y no es así" y ha declarado que lo que el GPP quiere es "potenciar el valenciano", pero "no es legal que valenciano sea excluyente del castellano".

El diputado Bellver ha hecho hincapié en que, "aunque el Consell dice que este decreto se redacta por el interés ciudadano, en 2016, solo hubo 82 quejas en este apartado".

Respecto a las declaraciones de Oltra en las que ha cuestionado la independencia del TSJCV, la portavoz de Justicia las ha calificado de "totalitarismo y sectarismo. Como jurista, rechazo absolutamente el ataque injustificado de la vicepresidenta al TSJ".

"Si alguien dice que el TSJ hace política y no aplica el derecho, lo que está haciendo es imputar prevaricación judicial, que es un delito de calumnia", ha dicho la portavoz.