Las Provincias

Elche , 17 jul .- Las personas con dificultad auditiva acudirán a presenciar por primera vez el Misteri d'Elx el próximo mes de agosto gracias a la adaptación -en fase inicial- de la guía de representación del drama asuncionista para que pueda ser traducida por los intérpretes de signos.

La iniciativa comenzó hace un año y, desde entonces, se trabaja en la adaptación de la guía de la representación con el objetivo de que, a través de los traductores, las personas sordas logren captar el sentimiento y la emoción de la música y las voces de la Festa en directo, más allá de su explicación objetiva.

La guía supone un "paso más para hacer accesible el Misteri d'Elx a todo el mundo", según ha señalado el presidente de la Junta Rectora del Patronato del Misteri d'Elx, Fernando García, con motivo del convenio firmado con la Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana (FESORD CV) para la integración y supresión de barreras de comunicación.

De esta forma, un grupo de doce personas con dificultad auditiva acudirá los días 11, 12 y 13 del próximo mes de agosto al balcón de Santa Ana de la Basílica de Santa María para presenciar en directo la representación del Misteri d'Elx y comprobar si la guía es efectiva o es necesario llevar a cabo algunos cambios para su redacción definitiva, que verá a luz en 2018.

García afirmado que este proyecto supone un "hito en la historia reciente del Misteri d'Elx" y ha recordado que ya se ha publicado un guía en Braille para que las personas ciegas disfruten de las representaciones, mientras que la Basílica de Santa María dispone de una zona habilitada para personas con movilidad reducida.

La vicepresidenta de la Fundación FESORD CV, Carolina Galiana, ha asegurado que esta guía representa un gran paso, ya que hasta hora las personas sordas no habían podido ir nunca al Misteri d'Elx, porque "no lo entendían".

Con esta guía, más didáctica y entendible, "la frustración de no poder disfrutar del Misteri se convertirá en ilusión", ha añadido.

El Misteri d'Elx es un drama sacro-lírico de origen medieval que fue declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco en 2001.