Las Provincias

Bruselas, 17 jul (EFE).- España firmó hoy una declaración que pide apoyar a los productores europeos de arroz, afectados por el incremento reciente de las importaciones de este cereal procedentes de países no pertenecientes a la Unión Europea (UE).

El documento, que también han suscrito Bulgaria, Grecia, Hungría, Italia, Portugal, Rumanía y Francia, solicita activar las cláusulas de salvaguardia para este sector en el territorio comunitario y reconocer su "sensibilidad" en la futura reforma de la Política Agraria Común (PAC) y en los futuros acuerdos comerciales de los Veintiocho con otros territorios.

Además, insta a promover el etiquetado voluntario del arroz producido en la Unión Europea y solicitar a la Comisión Europea que valore los beneficios sociales y medioambientales en los países beneficiarios del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG).

Este sistema otorga acceso libre de derechos y de tarifas aduaneras para todas las exportaciones, excepto armas y municiones, siempre que se cumplan los convenios internacionales de derechos humanos y laborales.