Las Provincias

València, 17 jul (EFE).- El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, ha manifestado hoy que los "enfrentamientos públicos" entre concejales del equipo de gobierno municipal "demuestran el caos en el tripartito" del alcalde, Joan Ribó.

Giner se ha pronunciado en estos términos después de que la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato (PSPV) afirmara, en una entrevista con la Agencia EFE, que el edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi (Compromís), "no puede marcar la agenda de la Policía Local", y de que Grezzi calificara esas declaraciones de "sorprendentes, gratuitas y desafortunadas".

En un comunicado, Giner ha afirmado que el alcalde "está inactivo. Debería haber solucionado los problemas internos del tripartito antes de que perjudicaran a los valencianos. Mientras tanto, el PSOE es el cómplice necesario del desgobierno que campa en el Ayuntamiento".

Según Giner, "el 'grezzismo', que es un populismo basado en imponer actuaciones precipitadas en contra de los vecinos, campa a sus anchas enfrentándose a la Policía Local".

Giner ha citado otros "frentes que tiene abiertos Ribó: InnDEA está descabezada y de ella depende inversiones tan importantes como la rehabilitación del Cabanyal. Las bases de Podemos han asaltado el ayuntamiento. Ribó ha dado el visto bueno para que decidan quién debe dirigir cada área del Ayuntamiento".

Ademas, "Fuset se esconde de los colectivos festeros mientras le impone una encuesta para saber a quién votan. El desgobierno y el descontrol en el Ayuntamiento es absoluto".

Giner ha denunciado "el grave problema de descoordinación que adolece el tripartito de Ribó. Desde el inicio de la legislatura venimos advirtiendo de la falta de coordinación y de gestión. El resultado de esta falta de liderazgo es que Ribó está quemado en sólo dos años. Ni hace ni es capaz de controlar lo que hacen los concejales del tripartito", ha asegurado.

"Los departamentos estancos que provocan duplicidades y generan más gasto son el origen de la crisis de gobierno del tripartito", ha agregado Giner, que ha puesto de manifiesto que esta "incapacidad para gobernar" supone un lastre para los valencianos.

"Un ejemplo de ello son las obras en el carril bici de la ronda interior a los cuatro meses de terminarlo. Esto supone dinero que debería estar en el bolsillo de los valencianos y no en la subida del IBI", ha concluido Giner.