Las Provincias

València, 17 jul (EFE).- Los delitos en el campo han descendido en un 36,1 % en los primeros seis meses de 2017 en la Comunitat Valenciana, al pasar de los 1.926 en el mismo periodo del año anterior a 1.231 infracciones este año, en unas actuaciones en las que han sido detenidas o investigadas un total de 338 personas.

Tras participar en la reunión del Grupo de Seguridad en el Ámbito Rural, el delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha destacado la importancia de "fomentar la cultura de la denuncia, que el agricultor lo perciba como útil y eficaz", así como la eficiente comunicación entre agricultores, Guardia Civil y el resto de cuerpos policiales ante cualquier comportamiento sospechoso que pueda finalizar en hecho delictivo.

Por provincias, Castellón encabeza la reducción de criminalidad, con un 52,6 % respecto al año anterior, en Alicante ha descendido en un 35,3 % y en Valencia en un 33,2 %.

Sobre el balance de criminalidad, Moragues ha manifestado la "buena coordinación, prevención, y eficacia policial", ya que tanto el sector agrícola y la seguridad en el campo son un "tema fundamental para el Gobierno de España, por su repercusión en el PIB, en la actividad económica y empleo y por ser una seña de la identidad valenciana".

La Mesa Autonómica de Seguridad en el Campo ha estado presidida por Moragues y ha contado con la presencia de los tres subdelegados del Gobierno de la Comunitat, Alberto Martínez, José Vicente Herrera, y David Barelles; responsables de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, de organizaciones agrarias, cooperativas y regantes.

Además en la mesa han participado representantes del poder judicial, como la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, Pilar de Oliva, y el fiscal superior de la Comunitat, Antonio Montabes.

En la mesa de Seguridad se ha tratado a su vez la necesidad de mejorar el producto DATA, ya que según ha explicado el delegado, ya que además de ser de "vital importancia" para la investigación de productos robados, "es muy importante su perfeccionamiento ante las falsificaciones que se han detectado".

Moragues ha apuntado que en la reunión se ha conocido la importancia de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad accedan al catastro rústico a la hora de investigar y perseguir los delitos en el campo, ya que "aporta mucha información sobre la criminalidad".

Se ha debatido igualmente sobre los destinos que se les da a los productos decomisados, sobre lo que ha apuntado que se debe "mejorar la coordinación con el poder judicial".

El delegado ha explicado que a lo largo del año se han realizado 302 reuniones del Equipo Roca -especializados en robos en áreas rurales- en distintos municipios, comarcas y consejos agrarios, mientras que el Área de Agricultura de la Delegación de Gobierno ha organizado tres Jornadas sobre Seguridad en el campo.