Las Provincias

Castellón, 17 jul (EFE).- La Sección Primera de la Audiencia provincial de Castellón ha condenado a seis años de prisión a un hombre que intentó matar a otro de dos navajazos cuando la víctima intentó mediar en una pelea en la puerta de un pub en Vila-real.

La sentencia le impone cinco años de prisión por un delito de tentativa de homicidio y un año de prisión por un delito de tenencia ilícita de armas.

Según la sentencia hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el condenado deberá además indemnizar a la víctima con 11.000 euros por las lesiones y las secuelas causadas por la agresión.

Al inicio del juicio, el fiscal y los abogados de la acusación y la defensa llegaron a un acuerdo en la calificación de los delitos y en las penas.

El agresor reconoció los hechos y se benefició de una rebaja en la pena inicial solicitada por el Ministerio Fiscal, que era de 11 años de prisión.

La agresión se produjo en abril de 2016 en los alrededores de un pub de Vila-real cuando el condenado se disponía a intervenir en una pelea que estaba manteniendo su pareja sentimental con otras mujeres.

El hombre, de 51 años, sacó una navaja de 15 centímetros de hoja y la mostró de forma intimidatoria. Al presenciar los hechos, la víctima se acercó al agresor con la intención de mediar e intentar que depusiera su actitud y recibió un navajazo en el muslo, que le afectó a la vena femoral y otro en la mano izquierda.

Por la longitud de la hoja, la navaja utilizada está prohibida para usos particulares.