Las Provincias

Madrid/València, 17 jul (EFE).- Dos de cada diez visados exprés otorgados en España están ligados a la inversión, que suma 2.390,8 millones de euros en tres años y medio, de los que el 71,5 % ha ido a la compra de inmuebles, con 258 se ubicados en la Comunitat Valenciana, 167 en la provincia de Alicante y 91 en la de València.

La mayoría de esos inmuebles han sido adquiridos sobre todo en la provincia de Barcelona y mayoritariamente por ciudadanos chinos y rusos.

China y Rusia también han sido los países más activos en la compra de deuda pública o acciones y en el desarrollo de proyectos empresariales, las otras dos opciones por las que se puede conseguir una autorización de residencia vinculada a la inversión conforme a lo previsto en la Ley de Emprendedores de 2013.

De acuerdo con los datos facilitados por la Secretaría de Estado de Comercio, entre octubre de 2013 y marzo de 2017 se han concedido 2.486 permisos de residencia ligados a la inversión, que ha sobrepasado los 2.390 millones.

El 93,8 % del total ha sido para inversiones inmobiliarias (iguales o superiores a 500.000 euros) por un monto total de 1.710,7 millones, que se han destinado a la compra de 2.331 inmuebles.

De ellos, 1.009 están ubicados en la provincia de Barcelona; 371, en la de Málaga; 350 en la de Madrid; 167, en la de Alicante; 97, en la de Gerona; 91 en la de Valencia; y 68, en las Islas Baleares.

Por país de origen del comprador, 821 inmuebles fueron adquiridos por ciudadanos de China; 690, de Rusia; 90, de Ucrania; 63, de Egipto; 58, de Venezuela; 55, de Arabia Saudí; 47, de Estados Unidos; 39, de Líbano; 35, de Irán; y 433, del resto de países.

Del resto de visados asociados a la inversión, 46 fueron para proyectos empresariales por 563,6 millones, creadores de 2.037 puestos de trabajo, y otros 102 se otorgaron por la inversión en capital por un importe de 116,4 millones, en tanto que los 7 restantes fueron por inversión inmobiliaria temporal.

Para los inversores de capital es requerida una inversión inicial mínima de 2 millones de euros en títulos de deuda pública española o de un millón en acciones o participaciones de empresas españolas o depósitos bancarios en entidades financiera españolas, mientras que para los proyectos empresariales deben concurrir razones de interés general.

De los 46 visados asociados a proyectos empresariales, 6 han sido para Rusia, con una inversión de 11,4 millones y la creación de 68 puestos de trabajo.