Las Provincias

València, 16 jul (EFE).- El Juzgado de Primera Instancia 25 bis de Valencia, el llamado juzgado para cláusulas suelo, celebrará los primeros juicios en septiembre, tras recibir en mes y medio casi 1.200 demandas sobre las condiciones generales incluidas en contratos de hipotecas cuyo prestatario sea una persona física.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) han informado de que este juzgado, creado el 1 de junio, ha señalado la primera audiencia previa para el día 11 de septiembre.

En esta vista, según ha explicado el juez decano de Valencia, Pedro Viguer, "se fija el objeto del litigio, las partes proponen prueba y el juez admite las que considera procedentes para resolver el pleito planteado".

"Si las partes proponen sólo prueba documental, y es previsible que en muchos casos sea así, el juicio quedaría visto para sentencia en esa vista. Si se propone otro tipo de prueba, habría que celebrar juicio otro día y nos iríamos a octubre", ha añadido.

Viguer ha destacado la rapidez con la que el Juzgado de Valencia está tramitando las demandas por cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa, pero ha insistido en la necesidad de reforzar la plantilla con otro juez y tres funcionarios para que el servicio no se resienta.

Esta petición, aprobada en la Junta de Jueces de Primera Instancia celebrada el pasado 29 de junio, ha sido respaldada por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia esta semana.

El Juzgado para cláusulas suelo nació con un juez en prácticas, un letrado de la Administración de Justicia (LAJ) y cinco funcionarios.

Ha registrado una entrada de 1.200 causas en mes y medio, superando así el límite de 900 asuntos que fijó el Consejo General del Poder Judicial a partir del cual habría que reforzar el Juzgado.

Por tal motivo, el decano de Valencia ha pedido otro juez y tres funcionarios más: dos tramitadores y un funcionario del cuerpo de auxilio, plantilla que considera suficientes hasta que se reciban 1.700 asuntos.

Advierte, no obstante, de que "hay que estar muy atento a los número de entrada para ir solicitando los jueces, funcionarios y otros medios que se precisen progresivamente, ya que el Juzgado puede hundirse en cuestión de semanas".

A finales de septiembre, según las previsiones del CGPJ y coincidiendo con las primeras vistas ya señaladas, se incorporará un segundo juez en prácticas. Con dos jueces, el órgano, según el decano, deberá ser reforzado con tres funcionarios más para atender la entrada media de 40 demandas diarias y un funcionario más del cuerpo de auxilio para atender las 60 vistas o juicios que se celebrarán semanalmente.

El Juzgado especializado para las cláusulas suelo en Valencia, el 25 bis, ha recibido en mes y medio el triple de juicios ordinarios que el resto de los 22 Juzgados de Primera Instancia de la capital juntos. Así, mientras el 25 bis registró 1.182 demandas, en los otros 22 juzgados entraron, en conjunto, 399 demandas por juicios ordinarios.

De los Juzgados especializados de toda España, el que más demandas ha ingresado en su primer mes de funcionamiento es el de Madrid, seguido por Barcelona y Valencia.