Las Provincias

Benicàssim , 16 jul .- El director del Festival Internacional de Benicàssim, Melvin Benn, ha agradecido hoy el respaldo del público que ha acudido al evento -177.000 en sus cuatro días- por haberlo vuelto a convertir en el mayor festival de cuatro días de España y "el mejor festival internacional del que cualquiera haya oído hablar".

En rueda de prensa para hacer balance de la edición de 2017, Benn ha anunciado que el FIB 2018 tendrá lugar del 19 al 22 de julio, y que los abonos saldrán a la venta la próxima semana.

Acompañado por el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, Benn ha repasado las cifras de la edición 2017, en las que el festival ha remontado el vuelo y ha superado el bache de 2013 en el que se declaró concurso de acreedores y cambió la gerencia.

En estos cuatro años, según ha señalado Javier Moliner, "se ha pasado de que nadie apostara por el festival a convertirlo en el de la consolidación y el gran FIB de la década".

El director del evento ha agradecido el "gran esfuerzo" realizado por su equipo, el equipo de producción, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Diputación, el Ayuntamiento de Benicàssim y sus habitantes, así como a los patrocinadores.

"Ha sido un fin de semana de mucha presión", ha dicho Benn, en el que se ha trabajado de manera coordinada para acoger a las 53.000 personas que se dieron cita el sábado, y para ayudar a los 20.000 asistentes acampados a establecerse y trasladarse.

Por días y entradas vencidas, sin tener en cuenta los acreditados e invitados, se registraron 43.000 personas, 42.000 el viernes, 50.000 el sábado y se esperan 43.000 para la última jornada de hoy domingo por la noche.

Musicalmente, Melvin Benn ha asegurado que este año "hemos visto lo mejor" y ha aseverado que el mejor concierto ha sido el de la banda vasca Belako, a los cuales ha augurado un futuro como "súper estrellas".

Asimismo ha destacado otras actuaciones como la de Gener, Stormzy, Bonono, The Weeknd o Los Planetas, cuyos integrantes han dicho "que se sentían como en casa en el FIB".

También ha mencionado al irlandés James Vincent McMorrow, quien "se encargó de entretener a sus numerosos compatriotas" o Foals, que estuvieron "fantásticos".

Ha destacado asimismo a Liam Gallagher, con un "increíble show", a las "súper estrellas Red Hot Chili Peppers" que dieron un concierto "fenomenal" y a los escoceses Biffy Clyro, quienes tras su concierto de anoche "han llamado hoy a todos sus amigos para decir que habían dado su mejor concierto en España".

Benn ha augurado una buena velada esta noche con Kasabian, quienes tiempo atrás tocaron en un pequeño concierto que él organizó en una iglesia y donde "no blasfemaron", algo "muy diferente a lo que ocurrirá esta noche".

Sobre la presencia de más efectivos de seguridad, el director del evento ha asegurado que las medidas que se tomaron "fueron normales", porque "la actividad de aquellos pocos que quieren destruir la sociedad que hemos construido entre todos justifican el dispositivo", ha explicado.

Preguntado sobre el hecho de que ayer, durante los bises del concierto de Red Hot Chili Peppers, varias chicas fueron enfocadas por las cámaras y aplaudidas aquellas que enseñaban los pechos y abucheadas las que no, Benn ha dicho no tener conocimiento de estas actuaciones, pero que definitivamente eso "no se tolerará de ninguna manera".