Las Provincias

Alicante, 16 jul (EFE).- La literatura de José Martínez Ruiz, más conocido como Azorín, está presente en 54 países de todo el mundo, como China, Japón o Estados Unidos, y su obra 'La Ruta de Don Quijote' se ha convertido en la obra más traducida de toda su producción, cuando se conmemoran 50 años de su muerte.

"Un largo viaje para un hombre reflexivo puede ser de más provecho que la lectura de cien libros", escribió Azorín en 1909 para el Diario de Barcelona. Lo que nunca imaginaría el escritor de la alicantina población de Monóvar (1873-1967) es que sus obras recorrerían medio mundo y se editarían en 54 países distintos.

Uno de los mayores estudiosos en este escritor de la Generación del 98 y director del Instituto de Cultura Juan Gil-Albert de Alicante, José Ferrándiz Lozano, afirma que la literatura de Azorín continúa siendo "frecuentada y tomada como referencia" y esto "es un indicativo de que existe un cultivo de lectores, quizá no masivo, pero que confirma que su literatura sigue presente".

Ferrándiz explica que no es un autor mediático, y es quizá por ello que no sea conocido a nivel popular, aunque "al mundo de los clásicos no se accede popularmente".

La conmemoración del medio siglo de su muerte y la declaración del año 2017 como 'Año Azorín' ha provocado un mayor interés por su obra y ha ayudado a crear un ambiente de homenaje a una de las figuras literarias más importantes de la Comunitat Valenciana.

El director de la Casa Museo, José Payá, afirma que su publicación más editada es 'Castilla' y que actualmente "se están traduciendo al francés y al italiano obras consideradas novelas menores, como 'La isla sin aurora', y que están dando una dimensión más innovadora".

La Diputación de Alicante, la Generalitat Valenciana y otras instituciones han reeditado recientemente 'El Político', obra que el literato escribió desde su Monóvar natal y que se ha convertido en su única edición ilustrada, de la cual ya se han distribuido 3.000 ejemplares.

También, desde la Generalitat, se ha editado 1.000 ejemplares tanto en valenciano como en castellano de un cómic que ilustra los cuentos de Azorín y que se presentará al público en los próximos meses.

Tras el verano, el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert de Alicante, dependiente de la Diputación, dedicará un ejemplar de su revista 'Canelobre' al periodista bajo el título "Azorín: clásico y moderno" y se presentará una reedición de 'La Ruta de Don Quijote'.

Payá asegura que las investigaciones en torno a Martínez Ruiz "se han ido acotando con el tiempo" permitiendo así "una mayor profundización de su vida y obra".

Su casa museo alberga 18.000 volúmenes, 8.500 estudios críticos, 3.000 cartas y 6.000 artículos periodísticos del autor, entre otros documentos personales, lo que la convierte en un centro de documentación.

Payá explica que al museo llega gente de todas las nacionalidades, desde estadounidenses hasta japoneses, con el objetivo de estudiar tanto a Azorín como a otras figuras y asegura que siempre acaban vinculando sus estudios al autor monovero.

"Es un intelectual con una dimensión universal y ésta es su grandeza como literato", destaca Payá.

La Casa Museo Azorín y el legado del escritor pertenece desde 1979 a la Fundación Caja de Ahorros del Mediterráneo, que trabaja para divulgar y enriquecer la figura del escritor, así como promover la traducción y edición de sus publicaciones.

"Cada día en el museo te encuentras con una sorpresa", asegura Payá, que pone como ejemplo: "recientemente he encontrado documentación de Azorín con relación a autores alicantinos como Figueras Pacheco y Oscar Esplá que no se ha estudiado nunca".