Las Provincias

Valencia, 20 jun (EFE).- El concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de València Alfonso Novo ha denunciado hoy que el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, "ha utilizado a los refugiados con fines políticos y partidistas".

"Es inadmisible que el alcalde haga un uso partidista de un acto institucional como el celebrado hoy con motivo del Día Internacional de las Personas Refugiadas", ha asegurado Novo en un comunicado.

A su juicio, estas conmemoraciones deben servir para "sumar esfuerzos" y "favorecer acuerdos" que contribuyan a "mitigar el drama que están viviendo tantos y tantos refugiados".

"Pero como Ribó no tiene nada real que ofrecer a estas personas prefiere recurrir a la soflama política y al enfrentamiento con el Gobierno de España", ha afirmado.

Novo ha explicado que España está haciendo un "esfuerzo histórico" para incrementar el ritmo de acogida de personas refugiadas y "avanzar en la solución de un problema que no es exclusivo de España, sino general y común a todos los Estados miembros de la Unión Europea".

Según el edil popular, "un acto institucional como éste, en el que se visualiza la dramática situación que viven tantas personas, lo que requiere de un alcalde de la tercera capital de España es mayor altura de miras, más sensibilidad y más voluntad de unir esfuerzos en la búsqueda de soluciones a los problemas reales de las personas".

"Sin embargo -ha añadido- esta actitud sectaria de Compromís, con Ribó y Oltra a la cabeza, es algo que no nos sorprende, pues desde el primer minuto a lo que se han dedicado es a presentar iniciativas descabelladas y puramente mediáticas".

Ha puesto como ejemplos el "famoso barco que Mónica Oltra quería fletar al margen de la Unión Europea o la genialidad de convertir el Veles e Vents en centro de acogida, que no han llegado a ningún sitio".

"Quizás por eso ni Valencia en Comú, cuyo concejal Jaramillo es el responsable de Cooperación al Desarrollo y Migrantes, ni el PSPV, han querido participar en el acto de hoy, siendo muy significativa la ausencia de todos sus concejales," ha destacado.

Novo ha recordado que "más allá pancartas, eslóganes e ideas disparatadas, la realidad es que el tripartito ha hecho bien poco por las personas refugiadas de la ciudad".

Según Novo, el balance de 2016, según respuestas del propio gobierno municipal, "no es para echar cohetes: 46 ayudas puntuales y de emergencia concedidas, 31 personas que han participado en los cursos de formación que se venían organizando desde el CAI en años anteriores y 25 viviendas de particulares puestas a disposición, sin ni siquiera haberlas visitado y comprobado antes la disponibilidad de las mismas".

Por el contrario, ha destacado "el esfuerzo histórico que está realizando España para incrementar el ritmo de acogida de personas refugiadas y avanzar en la solución de un problema que no es exclusivo de nuestro país sino general y común a todos los Estados miembros de la Unión Europea".

Por último, ha recordado que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, anunció en marzo la llegada de 600 personas refugiadas más a nuestro país.