Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha expresado hoy la "voluntad negociadora" del consistorio sobre los horarios comerciales, mediante un proceso que a su juicio debe partir del acuerdo que se alcanzó en el año 2015 y "mejorarlo".

Ribó se ha pronunciado así en declaraciones a los periodistas, preguntado por la última reunión del Observatorio del Comercio de la Comunitat y la decisión de la Generalitat de dar autonomía al Ayuntamiento de València para que negocie con el comercio las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) en la ciudad.

"De alguna forma es un bucle, porque nosotros ya habíamos llegado a un acuerdo en 2015 sobre este tema", ha indicado Ribó, quien ha recordado que posteriormente, cuando ese acuerdo pasó al ámbito autonómico, "no se pudo llevar adelante".

El alcalde ha indicado que en la negociación que se va a iniciar ahora hay dos condiciones "muy importantes" para el Ayuntamiento, la primera de las cuales es el derecho de los "miles de trabajadores" de los centros comerciales a la conciliación familiar y a disfrutar de alguna fiesta, algo que llevaban en el programa electoral.

La segunda es que tener los domingos abiertos "debilita mucho" al pequeño comercio tradicional, al que Ribó ha considerado que hay que defender.

En su opinión, igual que en 2015 se llegó a un acuerdo, ahora se va a hablar y se van a buscar acuerdos, sobre esos "dos vectores fundamentales" de pensar tanto en los trabajadores de los centros comerciales como en el pequeño comercio, que "ha de sobrevivir y ha de vivir con dignidad" en esta ciudad.

"El acuerdo de 2015 es un punto para comenzar a trabajar", pues desde entonces se ha "mejorado en experiencia y han cambiado las cosas", por lo que hay que buscar mejorarlo, ha afirmado Ribó, quien ha añadido: "y si en su momento eso es articulable a nivel general, seguramente puede ser positivo".