Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha exigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cierre los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y acoja "dignamente" a las personas refugiadas, y ha reiterado la solidaridad del pueblo valenciano.

El Ayuntamiento de València se ha sumado hoy a la celebración del Día Internacional de las Personas Refugiada con la celebración de tres microconciertos interpretados por personas refugiadas y valencianas que han dado testimonio del valor integrador que tiene la música, según un comunicado del consistorio.

Joan Ribó ha recordado que esta fecha "reivindica la lucha contra la xenofobia, y nos anima a exigir políticas que velen por el cumplimiento de los derechos humanos, que no asedien, persigan o criminalicen a las personas refugiadas y migrantes, sino que abran vías legales y seguras que posibilitan su llegada y acogida en unas condiciones que nos dignifican como sociedad".

El alcalde de València ha reiterado la voluntad municipal de integrar a las personas refugiadas, así como la solidaridad del pueblo valenciano.

Además, ha instado al Gobierno central a que, "en lugar de levantar muros y recluir en centros de internamiento (CIE) a quienes no han cometido ningún delito, proteja las vidas y los derechos de las personas migrantes y refugiadas y actúe para acabar con ese drama demasiado cotidiano que protagonizan quienes ejercen su derecho a emigrar y buscar una vida mejor".

Ha recordado que desde hace dos años, el Ayuntamiento "da reiteradas muestras de nuestra voluntad de ser una ciudad de acogida, refugio, con las puertas abiertas a quienes se ven obligados a abandonar su tierra huyendo de la guerra, la hambre, la violencia sistemática".

Por su parte, el concejal de Migración, Roberto Jaramillo, ha explicado hoy que, para reforzar y garantizar el compromiso del equipo de gobierno con el derecho de asilo de las personas refugiadas, el Ayuntamiento ha impulsado un grupo de trabajo en el cual está prevista la participación de un gran número de ciudades de la Comunitat.

Jaramillo ha recordado que con la Declaración de Barcelona, a la cual se ha adherido el Ayuntamiento de Valencia, "se exige al Gobierno del Estado cumplir con los acuerdos ante la UE del 2015 para la acogida de las 17.337 personas refugiadas, y el replanteamiento del procedimiento de atención social a solicitantes de asilo en España"

Este documento también pide información detallada del destino de los Fondos de Asilo, Migración e Integración para asegurar que, efectivamente, se destinan a la acogida de refugiados e inmigrantes; y la previsión de un mecanismo para cofinanciar los costes derivados de los procesos de atención e integración de las personas migrantes y refugiadas.

Por otro lado, la concejala de Ocupación, Sandra Gómez, ha anunciado que la Fundación de Ocupación ha puesto en marcha un plan específico de ocupación destinado a las personas refugiadas y solicitantes de asilo.

"Un recurso que ya ha empezado a atender los primeros usuarios y que tiene un precedente en un plan de orientación, formación e inserción laboral de 2016 destinado a este colectivo, con el que fueron atendidas 20 personas", ha dicho.

El objetivo del nuevo plan es atender 45 personas refugiadas y/o solicitantes de asilo internacional, para facilitarles un mayor conocimiento del mercado laboral, así como las habilidades, recursos y formación necesaria para mejorar las posibilidades de acceso al mercado laboral y su ocupabilidad.

El presupuesto aproximado del proyecto, que se prolongará del 15 junio 2017 al 31 diciembre de este año, asciende a 45.000 euros.

"Está clara la posición del Gobierno de la ciudad de Valencia ante la tragedia de los refugiados", ha dicho Ribó, quien ha compartido la experiencia de artistas como el músico Joseph Koroma, natural de Sierra Leona; el poeta Daniel Palomares, el compositor Nel·lo Royner y el barítono Edgar Abramyan, que ha estado acompañado por la pianista Irene Renart.