Las Provincias

Vila-real , 20 jun .- El Villarreal cerró ayer la primera semana de su campaña de abonos para la temporada 2017-2018 y lo hizo con un ritmo de abonados muy similar al de la temporada anterior, según han informado desde el club castellonense.

Tras siete días de venta, en los que los socios podían ya retirar su nuevo abono, se han renovado cerca de 5.000 pases, cifra casi idéntica a la de la temporada pasada.

En el club se prevé que si se mantiene este ritmo del periodo de renovación se pueden volver a alcanzar los 19.000 abonados a los que se llegaron el curso que ha finalizado, ya que en el Villarreal no se han marcado una cifra concreta para esta campaña y se busca fidelizar a los que ya tiene.

Desde el club se valora el crecimiento en este aspecto, ya que en tres temporadas se ha alcanzado casi un 80% de presencia en las gradas del estadio de La Cerámica.

En ese sentido, y pese a que no se fija un número concretos de abonados para este año, con la línea de crecimiento experimentada en las últimas temporadas, se estima que los 20.000 abonados es una cifra accesible, ya que tras el regreso a la máxima categoría hace tres temporadas, en cada campaña se han mejorado estos registros.