Las Provincias

València, 10 jun (EFE).- El grupo de Podemos en Les Corts ha denunciado la situación de las mujeres residentes en casas de acogida, ya que recuerda que no están "penadas ni recluidas", sino "protegidas frente a una situación de crisis personal y una grave amenaza a su seguridad y autonomía personal".

La diputada de Podemos Llum Quiñonero ha informado en un comunicado de que su grupo ha dirigido una pregunta a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para conocer en qué momento se encuentra la tramitación de la orden de la de red asistencial a víctimas de la violencia de género.

Según Quiñonero, también presidenta de la Comisión de Igualdad, la plataforma feminista está en "desacuerdo" con algunos aspectos que desarrolla la orden al considerar que en las casas de acogida, "lo que hacen es limitar los derechos de las mujeres, por ejemplo marcando las horas de entrada y de salida, no poniendo a su disposición las llaves de las habitaciones".

La plataforma recuerda que las mujeres "no están penadas, ni recluidas, sino protegidas frente a una situación de crisis personal y una grave amenaza a su seguridad y autonomía personal" y por tanto es preceptivo el "respeto a sus libertades y el acompañamiento institucional para facilitar su recuperación".

"Lo que nosotras proponemos es una regulación que en ningún caso suponga cercenar los derechos de las mujeres que reciben acogimiento institucional", señala Quiñonero.

La diputada denuncia que han pasado varios meses sin que se efectúe propuesta concreta alguna para que mejore la situación de las mujeres acogidas en estos centros.

Fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas han informado a EFE de que cuando se apruebe del decreto de la orden del nuevo modelo, que amplía plazas y mejora perfiles profesionales, se negociará el reglamento de funcionamiento con las trabajadoras y las usuarias.