Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha respondido a la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, que el retraso en el pago a centros de menores se debe "a la deficiente gestión de la tesorería de la Generalitat".

En un comunicado, Moragues ha salido así al paso de las afirmaciones hechas hoy por Oltra en Alicante, donde ha atribuido al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) el retraso en los pagos que acumulan algunos centros de menores de la Comunitat, a los que, de media, se les adeudan 3,9 meses, según sus cifras.

"El Gobierno ha pagado vía FLA todas las facturas presentadas a su cobro por la Generalitat por lo que el retraso en pago a centros de menores es atribuible a la deficiente gestión de la tesorería de la Generalitat Valenciana", según Moragues.

"Hace quince días el Consell cobró 294 millones de euros -correspondientes al FLA de los cinco primeros meses- con los que se pagaron 33.466 facturas, de ellas el 97,6 % relativas a Sanidad, el 1,2 % a Educación y el 1,1 % a Bienestar Social y si hay alguna factura por pagar es por la deficiente gestión de tesorería. Por tanto, lo que debe hacer es gestionar y priorizar"", ha añadido.

El delegado de Gobierno ha afirmado que Oltra ha activado "la estrategia del centrifugado, echando la culpa a unos y a otros, y lo que debe de hacer es asumir responsabilidades sobre su discutida gestión en los centros de menores y en residencias".

Asimismo, ha recordado que el año pasado el Consell tuvo de ingresos por modelo de financiación 1.113 millones más y este año va a recibir 852 millones más, a lo que hay que añadir los ahorros de costes financieros.

"Gracias a las inyecciones de liquidez a través de los mecanismos existentes están abiertos hospitales, colegios, universidades, centros de discapacidad, dependencia y se pagan a proveedores -según Moragues-. Desde 2012, la Generalitat ha recibido 51.248 millones de euros que equivalen a más de la mitad del PIB de la Comunitat".

Por tanto, ha defendido el delegado del Gobierno, "el compromiso y el apoyo" del Ejecutivo central a la Comunitat Valenciana "es más que evidente y el Consell lo que debe hacer es gestionar, priorizar y asumir sus responsabilidades".