Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- Un nuevo complemento alimenticio que aumenta los niveles de la proteína MBNL disponibles, cuyo déficit está asociado a la patogénesis de la Distrofia Miotónica, permitirá mejorar la vida de las personas afectadas por esta enfermedad genética hereditaria.

El nuevo compuesto ha sido desarrollado por investigadores de la Universitat de València y el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico-Incliva de València, en colaboración con la empresa Myogem Health Company, según un comunicado de la institución universitaria.

Se trata del primer complemento alimenticio indicado para pacientes de Distrofia Miotónica, una enfermedad genética hereditaria, de progresión lenta, que produce, principalmente, trastornos neuromusculares y cardiacos en las personas afectadas.

Myo-DM, de reciente lanzamiento, está desarrollado a base de extractos naturales y orientado a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los datos experimentales demuestran que dicho producto aumenta los niveles de la proteína MBNL disponibles, cuyo déficit está científicamente asociado a la patogénesis de este tipo de distrofia.

El grupo de Genómica Traslacional, dirigido por Rubén Artero (ERI Biotecmed, Universitat de València), ha sido pionero en el uso de Drosophila como herramienta para la búsqueda de fármacos in vivo, constituyéndose en un referente internacional en el testeo y validación de compuestos potencialmente terapéuticos en Distrofia Miotónica.

Además, es actualmente el único laboratorio en España con capacidad para analizar fenotipos cardiacos en este animal de experimentación.

Las observaciones que han dado lugar al complemento arrancan de la ejecución de un proyecto financiado por la Fundació La Marató de TV3 en 2009, liderado por los investigadores Rubén Artero y Beatriz Llamusí, ambos del grupo de Genómica Traslacional de la Universitat de València.

Myogem Health Company, empresa derivada de Inkemia IUCT Group y orientada a la I+D+i y comercialización de nuevos productos para mejorar la calidad de vida de pacientes de enfermedades minoritarias, ha desarrollado el producto con la ayuda financiera del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), usando los servicios del equipo de investigación de la Universitat.

La Distrofia Miotónica de tipo 1 (DM1), también conocida como enfermedad de Steinert, puede manifestarse en cualquier momento desde el nacimiento hasta la vejez.

La anomalía genética que la caracteriza es una expansión inestable del triplete CTG localizado en el gen DMPK (distrofia miotónica proteína quinasa) en el cromosoma 19.

Los síntomas de dicha enfermedad son altamente variables, ya que es una enfermedad multisistémica, y las más comunes son la debilidad muscular y miotonía, que consiste en la dificultad que tienen los músculos de relajarse después de una contracción, problemas cardíacos (sobre todo arritmia) y dificultad respiratoria.

'La comercialización de este compuesto es el resultado del proceso de transferencia de conocimiento desde la investigación científica básica hasta el sector productivo', ha señalado la investigadora Beatriz Llamusí.

Asegura que es "muy satisfactorio devolver a la sociedad, en forma de un producto útil para los pacientes, la inversión en investigación realizada por la ciudadanía", ha concluido Llamusí.