Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- La Comunitat Valenciana recibió durante el pasado año más de 1.534 solicitudes de asilo, de las que 167 se realizaron en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), según datos facilitados hoy por la Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR PV).

Con motivo de la celebración hoy del Día Internacional de las Personas Refugiadas, CEAR PV ha presentado el informe anual "La situación de la personas refugiadas en España y Europa", donde se analizan las cifras de solicitudes asilo.

La organización humanitaria ha criticado que de los compromisos de reubicación y reasentamiento hechos en España, se han cumplido menos del 8 por ciento y han sido acogidas algo más de 1.300 personas.

En la Comunitat Valenciana, del total de solicitudes que se realizaron el pasado año, 1.013 se hicieron en la provincia de Valencia, 280 en la de Alicante y 74 en la provincia de Castellón.

A nivel nacional, España recibió 15.755 solicitudes de asilo, lo que supone una por cada 3.000 habitantes, y poco más del 1 por ciento de estas peticiones eran de la Unión Europea.

Según estos datos, en enero de 2017, el numero de solicitudes pendientes de resolución en nuestro país alcanzó la cifra de 21.625.

Las tres nacionalidades con más peticiones a nivel nacional fueron Venezuela (3.960), Siria (2.975) y Ucrania (2.570), y según la organización, las dificultades en el acceso a solicitar asilo en la frontera sur, junto a la falta de vías legales y seguras, explican el descenso de solicitudes de personas de Siria y otros países de Oriente Medio y África.

A nivel mundial, el número total de personas que se han visto obligadas a huir está próximo a los 70 millones y ha sido el conflicto de Siria el que ha provocado un mayor número de desplazamientos en los últimos años, ya que más de 11,5 millones de personas sirias han perdido su hogar.

Por último, en Europa, en 2016 las solicitudes de asilo en toda la Unión europea se mantuvieron en más de 1,2 millones, según CEAR, que denuncia que la falta de vías legales permitió que el año pasado más de 5.000 personas murieran en el Mediterráneo en busca de refugio.

La Unión Europea, añade, "sigue incumpliendo sus compromisos de reubicación y reasentamiento", ya que de las 182.000 personas que debía trasladar desde Grecia, Italia y terceros países, solo ha acogido a algo más del 20 por ciento y el plazo termina el próximo 26 de septiembre.