Las Provincias

València, 20 jun (EFE).- La consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, ha indicado hoy que el riesgo de grandes incendios", aquellos que afectan a más de 500 hectáreas, "es muy alto y durante todo el año" en la Comunitat, por lo que ha pedido "máxima precaución" y políticas de prevención.

En su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, la consellera ha indicado que todos los informes técnicos y los expertos alertan desde años de que el riesgo de los llamados grandes incendios en la Comunitat Valenciana "es cada vez mayor".

"Nuestra principal preocupación, la mayor amenaza a que nos enfrentamos, son los incendios forestales", ha asegurado Cebrián, quien ha añadido que este territorio es "especialmente vulnerable" al riesgo de incendio, un riesgo que crece con los efectos del cambio climático.

Por ello, ha considerado que "el verdadero desafío" pasa por fortalecer las medidas de prevención, y por ello el actual Consell destina 19 millones de euros a ese ámbito, una cifra que "no es suficiente, pero es más que hace dos años", cuando el Ejecutivo del PP redujo ese presupuesto de los 33 millones de 2009 a los 16 de 2014.

Además, ha indicado que se ha reforzado el dispositivo de vigilancia y prevención, y de manera específica están apostando por más concienciación y divulgación, con la campaña #stopalfoc, ya que las causas humanas están detrás del 80 % de los incendios.

Cebrián ha resaltado que hay que ser conscientes del impacto "destructor" de los incendios forestales, sobre todo por el riesgo que supone para las vidas humanas, que "a menudo es incomprensiblemente olvidado".

La consellera ha enviado un mensaje de ánimo a Portugal por el incendio que les afecta, donde se han conjugado de forma "excepcional y trágica" altísimas temperaturas, vientos que han producido lo que se ha llamado una tormenta de fuego, y la confluencia de muchas personas dispersas en esa zona.

Preguntada sobre si cabría un endurecimiento de las penas para quienes causan los incendios, la consellera ha afirmado que, aunque no se trata de su ámbito, entiende que sí, y que eso debe estar complementado con "muchas más medidas de concienciación, de educación y de divulgación" sobre el "enorme riesgo" existente.

Cebrián ha reivindicado que han impulsado una nueva política forestal, con un modelo de gestión sostenible, enfocado a recuperar y potenciar la función protectora de los bosques, unida a la sostenibilidad económica y social.

Dentro de esa reorientación, ha explicado que se han impulsado trabajos selvícolas de mejora, un plan de recuperación de la vegetación y restauración forestal de zonas quemadas en los últimos 20 años, y ayudas para el comercio responsable y el aprovechamiento sostenible de productos forestales.

Además, ha indicado que esta nueva política se basa en actuar para reforzar la propia capacidad del bosque para defenderse ante los incendios, de manera que su estructura evite o frene la propagación del fuego en caso de incendio.