Las Provincias

Bruselas, 20 jun (EFE).- El Consejo de ministros de Asuntos Generales de la Unión Europea (CE) acercaron hoy posiciones sobre el procedimiento por el que serán reubicadas las dos agencias comunitarias que tienen actualmente sede en Londres y que deberán abandonar esa ciudad cuando se materialice el "brexit".

Los 27 ministros trataron hoy los seis criterios que se tendrán en cuenta para elegir una nueva sede a la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA), a la que entre otras muchas ciudades aspira Alicante, y la Agencia Bancaria Europea (EBA), pero, aunque se hicieron progresos, el procedimiento en sí para el reparto volverá a ser abordado por los líderes europeos en su cumbre de esta semana, dijeron a Efe fuentes comunitarias.

"El procedimiento pretende garantizar que estas dos importantes agencias se hayan reubicado en otros Estados miembros a su debido tiempo, reduciendo el impacto en su funcionamiento al mínimo", indicó en una rueda de prensa tras la reunión la ministra maltesa de Asuntos Europeos, Helena Dalli, cuyo país preside este semestre la UE.

Los criterios abordados hoy por los ministros tratan de garantizar que las agencias puedan continuar su actividad tras la fecha en que el Reino Unido salga de la Unión, la accesibilidad, unas instalaciones educativas adecuadas para los hijos de los funcionarios, acceso al mercado laboral y a los cuidados sanitarios, a la comunidad empresarial y el reparto geográfico.

Dalli recordó que varios Estados miembros ya han mostrado su interés en acoger estas agencias, pero los interesados todavía tendrán hasta finales de julio para enviar formalmente su propuesta.

España, que ya es sede de tres agencias comunitarias en Bilbao, Alicante y Vigo, ha propuesto Barcelona para acoger la EMA.

Habrá un voto de los Veintisiete en octubre una vez evaluadas las candidaturas, sobre la base de criterios objetivos.

El reparto de las agencias "no forma parte de la negociación, sino que es una consecuencia del 'brexit", indicó el negociador jefe de la Unión Europea (UE) para el "brexit", Michel Barnier, quien dejó claro que "el proceso corresponde a los Veintisiete".

Afirmó que la UE centrará sus esfuerzos en los próximos meses en "lograr un acuerdo sobre los principios de una retirada ordenada del Reino Unido" en sus temas prioritarios: los derechos de los ciudadanos, el acuerdo financiero y la frontera de Irlanda.

En cuanto a si la negociación sobre la frontera irlandesa dependerá del acuerdo comercial con Londres -que no se tratará en los primeros meses de las conversaciones-, Barnier rechazó esa posibilidad y dejó claro que es un asunto prioritario que se empezará a tratar "de inmediato".