Las Provincias

Orihuela , 19 jun .- Las Fiestas de la Reconquista y de Moros y Cristianos de Orihuela ya cuentan con la declaración de Interés Turístico Nacional que llega, según ha anunciado el alcalde, Emilio Bascuñana, tras un proceso "tedioso y complejo" donde ha primado la "seriedad, el rigor, la unión y determinación".

"Esto es un reconocimiento a todos los oriolanos involucrados con nuestra ciudad y nuestras fiestas", ha dicho Bascuñana, quien ha avanzado que ya se va a empezar a trabajar para lograr, en cinco años, la declaración de Interés Turístico Internacional porque "la fiesta tiene méritos, más que de sobra, para este reconocimiento".

La concejal de Festividades, Mariola Rocamora, ha incidido que esta distinción ensalza elementos tan identificativos como la figura de La Armengola o la Gloriosa Enseña del Oriol, recientemente reconocida como Bien de Interés Cultural (BIC).

Sofía Álvarez, responsable de Turismo, ha destacado el "derecho" de la familia festera a tener este reconocimiento que, desde Turismo, se usará para posicionar y promocionar Orihuela para que cualquier persona "sienta curiosidad por venir a visitar la ciudad y ver cómo se vive la fiesta".

Álvarez ha destacado el esfuerzo de las comisiones creadas específicamente para trabajar en el expediente para la consecución de este reconocimiento, que fue presentado ante la Generalitat Valenciana el pasado abril.

El presidente de la asociación de fiestas de Moros y Cristianos 'Santas Justa y Rufina', Pepe Vegara, ha puntualizado que con este reconocimiento se "recoge el fruto del trabajo silencioso de los que hoy no están ante las cámaras" y ha agradecido a todas esas personas que, desde hace dos años, han trabajo para lograr esta declaración.

En este sentido, ha querido dejar claro que esto "no es más que un acicate para seguir mejorando y creciendo con el fin de lograr reconocimientos mayores que, seguro, alcanzaremos".